Palabra de lector

Acusa posible nepotismo en Instituto de Rehabilitación

En algunas instituciones públicas, perniciosos personajes se perpetúan en el poder hasta que la enfermedad o la muerte los obliga a retirarse. Pero aun en su declive, hacen todo por establecer dinastías familiares o clanes mediante corrupción, simulación y nepotismo, como en la Secretaría de Salud.

Un ejemplo es el caso del doctor Luis Guillermo Ibarra Ibarra, quien acumuló casi 40 años consecutivos como director general, primero del Instituto Nacional de Ortopedia, luego del Centro Nacional de Rehabilitación y después del Instituto Nacional de Rehabilitación.

Recientemente, en septiembre de 2015, presentó su renuncia al puesto de titular de la Dirección General del Instituto Nacional de Rehabilitación, por lo que la Junta de Gobierno designó como encargado de Despacho al doctor Juan Antonio Madinaveitia, su incondicional desde hace más de 30 años.

La razón de esta simulación es simple: Ibarra Ibarra quiere que uno de sus hijos, José Clemente Ibarra Ponce de León, herede su puesto y se convierta en el nuevo titular de la Dirección General.

El nepotismo del Ibarra Ibarra se remonta años atrás, cuando decidió dividir el Servicio de Cirugía Articular y crear el de Artroscopía, en el entonces Instituto Nacional de Ortopedia. El jefe de este servicio no fue otro que su vástago, quien entonces terminaba su especialidad. Esta designación hizo a un lado a Francisco Javier Pérez Jiménez, quien contaba con experiencia como médico adscrito desde 1987.

El 21 de diciembre de 2015 se consumó otra violación a los ordenamientos jurídicos de la administración pública federal y al Instituto Nacional de Rehabilitación, al permitirse que en la publicación del Avance de la consulta para la designación del nuevo titular de la Dirección General participe como candidato el hijo de Ibarra Ibarra.

Este quebrantamiento institucional es impulsado desde la propia Secretaría de Salud, en complicidad con la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad.

Por ello se ha solicitado la intervención urgente del presidente de la República, del secretario de la Función Pública y de las instancias administrativas y fiscalizadoras, así como un nuevo proceso de consulta, apegado a derecho.

Red de Trabajadores del Sector Salud, Ciudad de México

***


Denuncia abuso en alza de renta y exige cambio en la Fundsoc

Soy habitante desde hace tiempo del edificio de avenida Chapultepec 176, colonia Roma, que había pertenecido a don Agustín González de Cosío y que tras su muerte ha sido rentado, como sus otras propiedades, para el mantenimiento de la Fundación de Socorros Agustín González de Cosío (Fundsoc).

En el contrato de renta, la cantidad a pagar estipulada mensualmente es de mil 500 pesos, pero desde el cambio de administración del patronato nos la han aumentado a 10 mil pesos, que nos es imposible cubrir.

Esta situación amenaza con desalojarnos de las viviendas, como ya sucedió con algunas familias, pero las autoridades han hecho caso omiso a nuestra problemática y recurrimos a este medio para exigir que el aumento sea conforme marca la ley, además de que se cambie la administración del patronato que está a cargo de las propiedades y la Fundsoc, a fin de que se lleve de la forma correcta.

Gisela Castillo, Ciudad de México

***


Fax: 5140-4903 y 04
buzoneditorial.df@milenio.com
Morelos 16, Col. Centro C.P. 06040
Los textos no deben exceder los mil caracteres: si el autor omite nombre, dirección y teléfono no serán publicados