Palabra de lector

PVEM, lo más sucio de México
Desde hace años el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) se ganó la animadversión de muchos ciudadanos que se quejaban de su forma sucia de hacer política, unas veces apoyando al PAN y otras al PRI, según apareciera el mejor postor. Este coraje se potenció durante los pasados comicios, pues durante las campañas en el PVEM se las ingeniaron para violar la ley electoral de todas formas posibles y aparecer hasta en el cine y la envoltura de las tortillas. Frente a tantas tropelías, la ciudadanía pidió a través de miles de firmas por internet que se le quitara el registro al partido. En aquel tiempo se argumentó que no se podía, pero que la mejor forma de castigarlo era dejar de votar por él. Parecía un argumento implacable; sin embargo ahora se investiga al PVEM, más específicamente a Arturo Escobar y Vega (hasta ayer titular de la Subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana), por haber dado 10 mil tarjetas "Premia Platina" para obtener el voto de los ciudadanos. Con estas trampas, este partido jamás perderá el registro. No cabe duda que el PVEM es el más sucio de México.
Imelda Carrera, Edomex

Urge que se refuerce la seguridad en el país ante amago del EI
Ahora sí que hay que preocuparse por la amenaza del Estado Islámico, que incluyó a México en la lista de sus enemigos, pero no dejarnos llevar por el llamado de la Iglesia católica a ser protagonistas en la lucha antiterrorista.

Como traspatio que somos para Estados Unidos, es obvio que se debe redoblar la vigilancia en las fronteras, embajadas y sitios turísticos, pero también la red del Metro y las cadenas hoteleras.

Por supuesto que el aparato de inteligencia también debe estar alerta de cualquier movimiento que se diera en el territorio nacional, pues ya se demostró en Francia que el enemigo puede ser de adentro.

En particular hay que tener bajo la lupa a los grupos delincuenciales, pues no se descarta que mediante éstos pueda el EI establecer algún vínculo.
Asunción Torrentera, Colima

Dinero utilizado por partidos para "spots" debería tener mejor uso
Los partidos políticos nunca pierden. Primero, con el PRI como principal promotor, se cambió la ley que obligaba a estas agrupaciones políticas a pagar por su publicidad en medios de comunicación. Ahora que el Revolucionario Institucional volvió al poder, plantea el cambio, de nueva cuenta, en esta ley. Se argumenta que los presidentes de los partidos se están valiendo de un vacío legal en ella para hacer campaña anticipada. Si bien es cierto lo que se argumenta, la verdad es que los partidos nunca pierden. En cada partido se despilfarra todo ese dinero para la publicidad de una sola persona. Sí que saben cómo dilapidar dinero que se podría usar en cosas más beneficiosas.
Juan Bonilla, Distrito Federal

buzoneditorial.df@milenio.com
Los textos no deben exceder los mil caracteres: Si el autor omite nombre, dirección y teléfono no serán publicados.