Palabra de lector

Debe revisarse a fondo el trabajo en procesos seguidos en la PGJDF

Aún no entiendo la renuncia del gabinete del jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, con la posibilidad de ratificar a quien pase la prueba de evaluación.

Qué bueno que considere a la PGJDF un área prioritaria, pero la mejor prueba sería revisar rigurosamente el trabajo de los MP en las diversas agencias, incluido el propio búnker, ante procesos integrados a modo.

En la vida real, fuera de todo discurso, se vive el rechazo de pruebas, perfiles psicológicos amañados a delincuentes, aceptación de sobornos para favorecer a quien no quiere dar pensión alimenticia y muchas corruptelas más.

Ojalá que en materia de justicia se redefina el rumbo a nivel interno, porque de nada servirá cambiar al titular si dentro de la PGJDF se siguen dando dichos vicios.

Braulio Bermúdez, Distrito Federal

 

Ojalá delegaciones, Metro y GDF retiren puestos en estaciones

Me llamó mucho la atención que en su reportaje sobre el Metrobús en Paseo de la Reforma se diga que se privilegiará la no permisividad a puestos ambulantes, cuando en muchas estaciones del Metro éstos ya se volvieron fijos.

Por ejemplo, en Tacuba hasta se construyeron techos para los negocios en los que incluso se venden videos pornográficos y abunda la prostitución y los asaltos.

En la avenida Tláhuac, por la cual corría la Línea 12 del Metro, se colocaron jardineras para prohibir la instalación de puestos, pero éstas afectan el paso peatonal en el de por sí reducido espacio en las aceras, aunque de todos modos comerciantes colocan tablas sobre ellas para vender cualquier cosa.

Por eso me pregunto ¿por qué sí hay permisividad en otros lugares e incluso los peatones tenemos que caminar sobre el asfalto ante la falta de espacio?

Gerardo Medina, Distrito Federal

 

La CNDH debe reconvenir a la CNTE por violar el derecho a la educación

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación hace de las suyas cuantas veces quiere y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos hace mutis en lugar de defender el derecho a la educación de los niños que han resultado afectados por la suspensión de clases, sobre todo en Oaxaca.

Dicha instancia solo actúa en la práctica a favor de los delincuentes, pues en cuanto se aplica el estado de derecho se alega que se cometen acciones represivas, pero nadie defiende a los menores que se les va el tiempo sin recibir una enseñanza digna.

Resulta que en Michoacán, Oaxaca y Chiapas, estados con mayor retraso, se suspendió la evaluación magisterial y siguen impunes los vándalos que se dicen maestros.

Prácticamente son delincuentes y debe procederse jurídicamente contra ellos, pues la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya aclaró su situación, a no ser que al gobierno federal le tiemble la mano por ser uno de los gremios más grandes del país y se les vea como clientela electoral, como con el viejo PRI.

Imelda Sánchez, Distrito Federal