Palabra de lector

Lamenta que mexicanos usen a Slim para desquitarse de Trump

Pocas cosas en el mundo pueden ser tan graciosas como un mexicano herido en el orgullo. Apenas lo han lastimado en el alma, donde siente un dolor mayor que cualquier otro físico, los paisanos buscan la manera de devolver la puñalada, sin reparar en lo absurdo de su ofensiva. Solo basta con la amenaza de un magnate estadunidense de construirles una barda para evitar los cruces ilegales para que a través de medios de comunicación y redes sociales se creen mil formas de vilipendiarlo en público. Su lógica funciona algo así: si un rico viene a despreciarnos y hacernos sentir mal, qué mejor manera de devolverle la afrenta que recordándole un mexicano con más opulencia a la suya. Entonces, muy joviales empiezan a publicar en redes videos y memes cuyo fin no es captar la atención del gringo (porque de seguro tendrá cosas más importantes en su agenda), sino conmiserarse entre mexicanos. Y esto no es lo bochornoso, sino la presunción de Slim, el mexicano más rico. Presumirlo no les reduce la pobreza, pero sí los pone más contentos ¡Vaya absurdo!

Saúl Camarena, Edomex

• • •

Cometarios de Calderón poco ayudan a Margarita Zavala, afirma

Siendo sinceros, en los últimos días Felipe Calderón, ex presidente de México, se ha visto muy mal con sus comentarios en Twitter. Sus mofas a la selección mexicana, a la venezolana y su respuesta a la decisión de Venezuela de hacerlo “persona non grata” son para dar vergüenza. Detrás de sus comentarios se vislumbra una campaña para atraer la atención de seguidores a través de las redes sociales, pero la forma es burda y bien le valdría cambiar de asesor lo más pronto posible. Pensemos por un momento en la pobre Margarita Zavala, su esposa, y su destape presidencial, acompañados de los comentarios del ex mandatario. Sin duda el elector asociará a la ex primera dama con su esposo y los comentarios de éste, poco apropiados para un político. Si Calderón busca enterrar la campaña de Margarita Zavala, va por buen camino.

Inés Dávalos, Chiapas

• • •

Sistema penitenciario, incapaz de reinsertar socialmente a reos, acusa

Este diario publicó que más de la mitad de presos en el DF purgan su condena por robo. Muchos de ellos por robo menor a una tiendita: vacían la caja, se meten una cajetilla de cigarros en la bolsa y hasta unas galletas. Al final, después de pequeñas fianzas pueden salir y volver a ser el terror de la zona donde viven. El sistema penitenciario no sirve para garantizar su reintegración social. Solo pasan un tiempo tras las rejas y medran de los impuestos de los ciudadanos productivos. Quizá las cifras no digan mucho, pero tengo la desdicha de que en mi calle vive una persona que seguramente figura entre los 20 mil 850 reos acusados de robo simple. Desaparece por unos meses y después se le ve de nuevo en la colonia, causando los mismos estragos de siempre. Pero eso no les interesa a las autoridades que seguramente viven en calles cerradas con seguridad privada.

Alma Martínez, Distrito Federal