Palabra de lector

Rateros aprovechan caos en estación Atlalilco de Línea Dorada

La situación en la estación Atlalilco del Metro se ha vuelto caótica por la falta de organización de quienes se encargan del flujo de camiones de la Red de Transporte de Pasajeros, pues ya ni a las señoras con niños de brazos o embarazadas se les respeta.

El descontrol es total sobre todo cuando llueve, en el sentido hacia la estación Tláhuac, pues se obstruye el paso al no salir constantemente los autobuses, además de que quienes llevan el registro de éstos alertan sobre rateros, pero no los denuncian ante los oficiales.

Los golpes y empujones pueden ocasionar una tragedia, porque no importa que haya adultos mayores, mientras que del lado de los caballeros he salido con moretones por codazos o raspones al salir rebotado contra los tubos de las puertas al subir.

El colmo es que si intentamos abordar algún microbús o autobús colectivo, la situación se vuelve contraproducente, ya que no avanzan ante la reducción de carriles y también esperan hasta que van pasajeros colgados.

Abel Muñoz, Distrito Federal

• • •

Es buena la inversión, pero sin sacrificar sitios emblemáticos

El presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador Eruviel Ávila se regodearon el martes por la inauguración del centro comercial Toreo Parque Central, con el que suman 580 en el país.

El jefe del Ejecutivo federal subrayó que esto muestra la confianza en México para invertir, aunque el embajador estadunidense, Anthony Wayne, diga que están inhibidas las inversión y la economía.

Pero, más allá de que entren muchas o pocas inversiones, el problema es que se han construido centros comerciales en lugares emblemáticos de la capital del país.

Basta recordar que Parque Delta se edificó donde estaba el Parque Deportivo del Seguro Social, casa de los Diablos Rojos del México y los Tigres Capitalinos desde 1955 hasta su cierre en el año 2000… y últimamente el Toreo de Cuatro Caminos.

Mario Castañeda, Distrito Federal

• • •

La Semovi debe hacer operativo por no respetarse tarifa nocturna

Taxistas de la Ciudad de México piensan realizar acciones propias contra las empresas Uber y Cabify, lo que significa hacerse justicia por mano propia.

Sin embargo, la Secretaría de Movilidad debe realizar un operativo nocturno contra los taxistas regulares, porque es muy raro el que respeta la tarifa nocturna e imponen costos elevados por los viajes solicitados, sin que la autoridad haga algo al respecto.

Los taxistas se quejan de competencia desleal, pero en el caso de Uber se cuenta con unidades en buen estado y un mejor servicio, con pagos razonables aunque sea en la madrugada.

Independientemente de que se regule a los taxis de aplicaciones, la Semovi debe poner orden en el caso de los regulares, que además cuentan con demasiados Tsuru que están en malas condiciones y resultan incómodos.

Esteban Ruiz, Distrito Federal