Palabra de lector

Lamenta la liberación del hijo del ex gobernador de Michoacán

Para mal me enteré de que una vez más se libera por fallas en el proceso a alguna persona vinculada con la delincuencia organizada, como es el caso de Rodrigo Vallejo Mora.

El hijo del ex gobernador de Michoacán Fausto Vallejo solo estuvo ocho meses en el Centro de Readaptación Social Santiaguito en Almoloya de Juárez, Estado de México, al salir el viernes, lo cual deja duda de la profesionalización de la justicia mexicana.

El internado en agosto de 2014 por el delito de encubrimiento fue plenamente identificado en un video con Servando Gómez Martínez, alias La Tuta, simplemente el líder de Los caballeros templarios, y no es justo que por una estupidez quede en libertad.

Lo extraño es que en estos casos siempre sucede algo similar, como si fuera algo premeditado para favorecerlos después, ya que a malandrines se les juzga con cargos menores o se integran mal las averiguaciones y se les perdonan años de prisión “por buena conducta”, generándose la eterna impunidad.

Carlos Guadarrama, Estado de México

• • •

Pide a INE regular "spots" partidistas, no solo sacar los calumniosos

El Instituto Nacional Electoral hizo bien en ordenar que el PRI sacara del aire los spots contra el PAN y el gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, aunque creo que se queda corto en este tema.

En general se recurre a una actitud enfermiza con simplemente denostar lo hecho por autoridades de otros partidos, sin aportar algo bueno a los electores, tema que ha manejado su articulista Álvaro Cueva.

Por eso el INE debe regular estos promocionales y multar a los partidos políticos que no se apeguen a un marco de respeto hacia el rival.

De ninguna manera quiero que se oculten las anomalías, pero los dirigentes deben recurrir a las instancias correspondientes a denunciar penalmente cuando se amerite, no simplemente vociferar.

Ignacio Valdés, Distrito Federal

• • •

Señala incumplimiento perredista de terminar Parque Acuático

En forma similar a otros partidos que tanto criticaba, el PRD recurre a alardear las obras que han hecho gobiernos delegacionales perredistas a través de la pinta de bardas.

Esto ocurre en mínimos y en grandes espacios como la barda de la terminal camionera de Tasqueña, lo cual se me hace de mal gusto, como si la ciudadanía estuviera obligada a aplaudirles por el simple hecho de cumplir con su trabajo.

Sin embargo, en Culhuacán quedó sin terminarse el Parque Acuático Coyoacán, que solo sirvió para que Mauricio Toledo se tomara la foto promocional antes de pedir licencia como jefe delegacional para buscar una diputación.

El 6 de enero dijo en la inauguración del parque que en abril quedaría terminado el lugar y que éste contaría con toboganes, pero llegó el mes y con él la veda electoral, por lo que dudo que su sustituto termine esa obra prometida.

Verónica Maldonado, Distrito Federal