Palabra de lector

Precisa el INE información sobre retenes en Michoacán

En referencia a la nota publicada en su edición de este sábado titulada “Retenes obstaculizan al INE”, le hago las siguientes precisiones:

El consejero presidente en ningún momento se refirió al Ejército mexicano o a la Policía Federal en sus declaraciones. Al abordar la situación que priva en el estado de Michoacán, el presidente del INE reconoció que existen retenes que obstaculizan el paso de los funcionarios y que los obligan en algunas ocasiones a seguir su camino a pie. Dichos retenes han sido montados por movimientos populares en diversas zonas de esa entidad y no por las fuerzas federales.

El INE mantiene una comunicación constante con el Ejército mexicano y la Policía Federal para que, como la ley lo indica, el proceso electoral federal se lleve a cabo en un ambiente de normalidad.

Alberto García Sarubbi, Coordinador Nacional de Comunicación Social

• • •

Acusa cobros indebidos de Santander en tarjetas de débito

Se dice que disponer de una tarjeta de débito es una bendición en cuestión de seguridad para evitar los asaltos y robo de los salarios de los trabajadores en efectivo; sin embargo, en mi caso resultó ser toda una maldición al percatarme que en mi tarjeta de débito de Banco Santander existía un saldo que no correspondía a los retiros realizados.

El saldo que me reportaba el cajero automático de dicha institución era mucho menor al que debía tener, lo que reporté en la sucursal del banco Santander de la Plaza Juárez, ubicada en el Centro Histórico de la Ciudad de México, donde me informaron que desde octubre de 2014 a la fecha, el día 19 de enero de 2015 hay un cobro respecto a una tarjeta de crédito por 11 mil 603 pesos con 98 centavos.

Eso no puede ser porque no tengo ninguna tarjeta de crédito desde hace más de 10 años de institución bancaria o tienda departamental, pero me insistieron en que debía haber algún adeudo que Santander está cobrando.

Esto, pese a que expuse que tal acción constituía un ilícito por parte de Santander y si existía algún adeudo jamás me notificaron y mucho menos autorizase para que se lo cobraran de mi tarjeta de debito, lo cual está fuera del marco jurídico y por tal motivo Santander estaba actuando fuera de la ley al ser una disposición indebida del dinero de quien esto escribe.

En mi centro de trabajo una de mis compañeras me informó que de manera muy frecuente a los trabajadores que tienen tarjeta de debito Santander se les cobrara sin autorización cualquier servicio adeudo existiera o no, lo cual me han corroborado muchas personas más a las que consulté, y en tanto los usuarios quedamos indefensos ante las arbitrariedades.

Ojalá la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras tome cartas en el asunto que afecta a cientos de trabajadores que reciben su salario por medio de la tarjeta de debito de Banco Santander.

Miguel Alarcón, Distrito Federal