Palabra de lector

Espera que el nuevo contralor marque tendencia anticorrupción

Espero que el nuevo secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade Martínez, haga valer cabalmente las directrices marcadas por el presidente Enrique Peña Nieto en un esquema integral contra la corrupción.

Las reglas establecidas rompen con el viejo esquema de la ex contraloría, con el que seguía trabajando la Secretaría de la Función Pública y con el que se elaboraban expedientes a modo para que cualquier funcionario la pensara dos veces antes de ir a contracorriente de los intereses del gobierno en turno.

Algo que marcará a la actual administración federal en la materia será el manejo que se dé en cuanto a la investigación solicitada por el presidente Peña Nieto sobre propiedades adquiridas por él, su esposa, Angélica Rivera, y el secretario de Hacienda, Luis Videgaray; ojalá sea exhaustivo y transparente y se marque una tendencia real contra este flagelo que se ha convertido en un cáncer.

Mario Pérez, Estado de México

• • •

Cuestiona por qué funciona Gas Express Nieto ante anomalías

Si Gas Express Nieto acumula multas por 20 millones de pesos ante la Profeco e impide la revisión de pipas y válvulas, según la procuradora Lorena Martínez, no entiendo por qué la Secretaría de Energía no procede en su contra y le permite trabajar impunemente.

Otro dato dado a conocer es que la gasera suma 436 denuncias en el país por múltiples motivos y que es una empresa con la que la Profeco tiene 167 juicios.

La funcionaria refirió que la institución cumple con reportar a la Sener, porque carece de la facultad para regular lo que pasa en las plantas de la grasera.

El colmo es que, ahora sí ante lo ocurrido en el nosocomio materno infantil de Cuajimalpa, diga que “bien vale la pena que le hagan una revisión exhaustiva” a Gas Express Nieto e, incluso, “verificar si está pagando bien sus impuestos”. Válgame, pero es la cultura de los funcionarios públicos que solo reaccionan ante alguna tragedia.

Esthela Fernández, Distrito Federal

• • •

Reprocha cinismo de Ernesto Cordero por anteponer Supertazón

El senador panista Ernesto Cordero es un cínico al minimizar que haya preferido ir al Supertazón y no a la apertura de trabajos del Congreso de la Unión.

Mucho ha criticado incluso con insultos a sus correligionarios por no hacer lo que a su juicio es correcto, pero él tilda de ridículo que se le investigue por dicha actitud a su trabajo.

Anteponer el juego a su trabajo refleja solo que carece de profesionalismo, pero arguye que lo del Congreso solo dura 10 minutos y que “es claro que no se iba a discutir absolutamente nada”.

Esa clase de políticos irresponsables no beneficia al país, además de que en el calderonismo dijo que con 6 mil pesos alcanzaba para vivir bien, para colegiaturas, casa y automóvil, nada más alejado de la realidad.

Alberto Yáñez, Querétaro