Palabra de lector

Acusa que también en corralón de Texcoco desvalijan autos

No sé si sean los policías, los operadores de las grúas o los encargados de los corralones los que desvalijen vehículos remitidos a estos depósitos o se trate de una acción conjunta que incluso incluya a personal de agencias del Ministerio Público.

En Texcoco encontraron hace mucho un vehículo que me robaron y al remitirlo al MP arrancaba perfectamente el motor, pero al hacer los trámites respectivos había dilación para que pudiera sacarlo.

Esto, al parecer porque cobran cada día que algún auto permanezca en el depósito y me atrevo a pensar que es un negocio informal en el que se da tiempo para desmantelarlos.

Pero el negocio se extiende a los MP, pues versiones de personas que acudían por la misma situación señalan que les pedían dinero para agilizar los trámites.

En mi caso el carro no arrancaba en el corralón, porque le habían cambiado piezas por unas que ya no servían.

Gabriel Meléndez, Distrito Federal

• • •

Dice que nada justifica a Ebrard sobre responsabilidad en L12

El ex jefe de Gobierno capitalino Marcelo Ebrard arguye que salió de Presidencia el informe que lo inculpa sobre las fallas en la Línea 12 del Metro, pero nada lo exime de su presunta responsabilidad.

El hecho es que pasa el tiempo y priva la impunidad en su caso, pues él era el responsable de la administración capitalina y apresuró los trabajos para llevarse las palmas.

Incluso no le importó inaugurar la Línea Dorada junto al entonces presidente Felipe Calderón, pese a sus notorias diferencias, pero ahora recaba reproches porque es mayúscula la afectación a los usuarios que dependemos de ésta para salir de Tláhuac y nos enfrentamos al congestionamiento vial excesivo ocasionado por los camiones de la RTP.

Ahora salen con que se tienen que hacer nuevos trazos en la rehabilitación de las vías, pues no basta con cambiar rieles o trenes, porque la falla está ahí, en el diseño mal hecho.

Juan Carlos Castro, Distrito Federal

• • •

Aplaude que el Ejército frene a los comunitarios en Chilpancingo

Tanto las autodefensas en Michoacán como los policías comunitarios en Guerrero se me hacen como las FARC de Colombia a la mexicana.

Mucho se ha dicho sobre las actividades delincuenciales a las que se dedican muchos de sus integrantes como la extorsión y el secuestro, a la par del narcotráfico, pero en Michoacán se creó incluso la Policía Rural con autodefensas y, según refirieron en un reportaje, ésta se dedica también a pedir dinero a productores.

Más vale que el Estado no deje pasar más tiempo para aplicar el uso de la fuerza pública contra quien esté fuera de la legalidad para evitar escenarios como el del país sudamericano.

Lo paradójico es que mientras en Colombia se mantiene la posibilidad de una tregua, acá pinta el panorama para un escenario parecido al de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Hermenegildo Díaz, Estado de México