Palabra de lector

En la CdMx pueden operar cárteles, mas no residir
¿A quién creerle sobre la presencia o ausencia del narcotráfico en la Ciudad de México, a la Procuraduría General de la República o al Gobierno local, si desde hace muchos años hay un mapa de los cárteles que operan en la capital?

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, ha insistido en que no hay pruebas de esa hipótesis, aunque en barrios se sabe quiénes reparten la droga en la CdMx y de aquí hacia el Estado de México.

Al menos dos de los municipios favoritos de los narcotraficantes capitalinos son Nezahualcóyotl y Chimalhuacán, y de eso tengo conocimiento por parte de personas que dicen venir a comprar a la zona céntrica "del DF".

Algunas investigaciones y situaciones que he visto demuestran que en algunos domicilios pasan patrulleros por la conocida cuota para dejar operar libremente a los narcomenudistas, aunque en tal caso al parecer aquí sí pueden operar, mas no residir los patrones o los cárteles que también dirigen trata, lavado y secuetros.
Pedro Hernández, Ciudad de México

Parece que el INE no le interesa sancionar a Movimiento Ciudadano
Dante Delgado Rannauro parece que se irá impune como cuando era gobernador de Veracruz y utilizaba un helicóptero para visitar a su madre en la colonia Del Valle, Delegación Benito Juárez, y hacía reverencia con semejante artefacto ante el edificio de la calle San Francisco.

Claro, la gente no era tan fijada en esos detalles, como con David Korenfeld, quien perdió la chamba por usar también un helicóptero oficial para cuestiones personales.

Pero lo de hoy es el asunto del padrón electoral que su partido, Movimiento Ciudadano, puso disponible para la compañía Amazon.

Al respecto, el Instituto Nacional Electoral primero la hizo de emoción al decir que ya sabía quién había sido el culpable y ahora nada se hace al respecto.
Rogelio Ríos, Ciudad de México

Seguirán vicios al depender de legisladores cambio anticorrupción
Los legisladores son quienes al fin y al cabo se autorizan bonos y gastos sin fin, por lo que resulta iluso que acepten la ley 3 de 3, que surgió como una iniciativa ciudadana.

Los que no dejan de sorprender son los del Partido Revolucionario Institucional, que quieren que esta legislación sea opcional o de plano no sean obligatorias las declaraciones patrimoniales, fiscales y de intereses, aunque otros condicionan el apoyo, es decir, se tornan chantajistas.

Mucho menos quieren incluir círculos familiares, lo que en nada ayuda a combatir la corrupción que tanto dicen atacar y ellos mismos propician.

Los legisladores son quienes deben poner el ejemplo, pero parece que la política sigue siendo un círculo de cuates para hacer negocios, en el que no se requiere hasta eso tanta preparación.
Jorge Ronquillo, Estado de México

buzoneditorial.df@milenio.com
Los textos no deben exceder los mil caracteres: Si el autor omite nombre, dirección y teléfono no serán publicados.