Nada Personal

Por el orgullo de ser poblano

La ciudad capital, su zona metropolitana y las principales regiones del estado son hoy diferentes, han cambiado su rostro.

Las autoridades gubernamentales han admitido –porque se ocupan de ello- de un importante rezago social con alto nivel de pobreza extrema que tiene a unos 15 municipios en las prioridades de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Aún en los países desarrollados los contrastes sociales son insoslayables, pero la entidad no puede detenerse en ello y las autoridades deben impulsar un crecimiento paralelo.

A lo largo del 2013 los indicadores económicos con satisfactorios porque reflejan un buen dinamismo a la actividad económica.

Por la tendencia positiva a la alza es posible que este año 2013 el estado volverá a figurar entre las dos principales entidades en liderar la aportación al PIB local y nacional como ocurrió en el 2012.

Debido al crecimiento en su infraestructura en las comunicaciones en la ciudad capital y zona metropolitana y carreteras estatales, nuevas vialidades en la metrópoli, mayores espacios físicos y rescate de sitios históricos que embellecen a la angelópolis, el estado tiene otro rostro.

La certificación de los pueblos mágicos por la Secretaría de Turismo federal ha sido otro de los aciertos que reivindican a regiones importantes del estado, permite conservar arquitectura, tradiciones y culturas que favorecen a la industria turística, con más hoteles y restaurantes.

Las familias poblanas citadinas, del interior del estado y los visitantes nacionales y extranjeros disfrutan de la ciudad capital, principalmente del Centro Histórico, patrimonio cultural de la humanidad, que debe ser un orgullo para los poblanos.

Está época decembrina de reuniones familiares es una buena oportunidad para disfrutar la ciudad, darnos la oportunidad para reconocer que se están haciendo cosas importantes a favor de la ciudad y el estado, para alimentar el orgullo de ser poblano.