Nada Personal

Sin gasolinazos, con tele digital y LD gratis

Empieza el año 2015 con la expectativa de conocer en el terreno de los hechos los alcances de las reformas, principalmente la energética.

Sin embargo ha resultado para los consumidores un mensaje ominoso el hecho de que, por lo menos en el estado, existe desabasto de gasolinas y diesel en las estaciones de servicio.

Los empresarios gasolineros afectados habían insinuando al cierre del 2014, sólo eso, se trataba de un acto de “acaparamiento” de la paraestatal Petróleos Mexicanos ante el previsible “gasolinazo”.

Llegó el 1 de enero y no sólo no hubo “gasolinazo”, sino que las autoridades hacendarias prácticamente sepultaron tales “ajustes”, pese las facultades legales del Presidente Enrique Peña Nieto.

Lo que no han aclarado en la paraestatal son las ranzones del desabasto de gasolinas en varios municipios del estado donde algunas de las estaciones están cerradas, con afectaciones económicas a los gasolineros.

Llama la atención que con el inicio de año se asoman en varios puntos de la zona metropolitana obras, donde cuadrillas de trabajadores realizan acabados de nuevas estaciones de Pemex.

Hay desabasto, está en marcha la apertura para extranjeros en el sector y siguen apareciendo más gasolineras, ¿cómo debe entenderse entonces este proceso?

Si bien las gasolineras son una parte minúscula relacionada al sector energético, la parte macro de la reforma no se visualiza, a pesar de las promesas de Peña Nieto en el sentido de que “dejarán sentirse este año los beneficios”.

Ayer en el mensaje presidencial de año nuevo, el titular del Ejecutivo Federal destacó siete acciones inmediatas, fundamentalmente las relacionadas a las tarifas en el consumo de electricidad, la eliminación de los incrementos mensuales en los precios de gasolina y gas LP y las tarifas telefónicas de larga distancia.

Como ha ocurrido en las últimas fechas en los mensajes presidenciales, ha omitido el titular del Ejecutivo referirse al crecimiento económico y la mejora en la calidad de vida de las familias mexicanas.

Sería mucho pedir respuestas y acciones contra la violencia ligada al crimen organizado y el narcotráfico.

pablo.ruiz@milenio.com