Nada Personal

En 2015, diputados de Peña Nieto

No habrá dirigencia estatal del PRI hasta enero o febrero del 2014, pero partido no habrá en por lo menos 12 años, está pulverizado.
En la entidad poblana es inexistente el Partido Revolucionario Institucional, es una primera evaluación de uno de los dirigentes de los organismos sociales.
Sin rumbo, ni dirigentes en mandos altos y medios, peor aún, con una disminuida militancia partidistas que se esfuma cada día al mudarse a otras opciones político partidistas.
Y los valores entendidos de la crisis en el priismo poblano les tienen sin cuidado frente a las elecciones federales legislativas del 2015.
A nadie le preocupa tener o no un partido vigoroso, es más, nadie moverá un dedo para pelear y alcanzar una nominación  a la diputación federal en los 16 distritos electorales en el estado.
Saben lo priistas de la nomenclatura poblana que la designación o definición de quienes serán los abanderado a los 16 distritos federales depende de la decisión del presidente de la Comisión Política y del CEN del PRI y primer priista del país, Enrique Peña Nieto.
¿A quién le importa el PRI?, a nadie, se preguntó y respondió un destacado priista al ofrecer un dato revelador: la decisión de quiénes serán candidatos y diputados federales en 2015 es un acuerdo entre el presidente y el gobernador.
Qué distritos y quiénes, sólo ellos los definirán en sus relaciones políticas y no hay ningún aviso de confrontación entre ambos.
Es más, remató, existe una instrucción muy precisa en la capital del país de mantener el estado actual de las cosas en el PRI del estado, de bajísimo perfil, de no tocar determinados temas ni con el pétalo de una rosa.
Si a Fernando Morales Martínez –expresidente del CDE- lo acusaban sus detractores de colaboracionista, este remedo de dirigencia priista en el estado lo menos que se le puede atribuir es de abyecta.