Nada Personal

2015: comicios plebiscitarios a EPN

Se tensa la contienda interna entre los grandes bloques de la izquierda en el Partido de la Revolución Democrática en la medida que se acerca el 7 de septiembre, fecha de la jornada electoral para elegir consejeros nacionales, estatales y municipales.

Los comicios los administrará el Instituto Nacional Electoral y ese solo hecho ha puesto al descubierto lo manoseado que está el padrón de militantes que da la sensación se trata de un partido de paja o testaferro de otros partidos políticos.

Para los perredistas promotores de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano el mejor escenario del resultado de la contienda es que resulte triunfante el tres veces candidato presidencial.

Un triunfo del ex gobernador michoacano les permitiría recuperar el proyecto original de las izquierdas que se fusionaron para tal propósito y que con Nueva Izquierda de Los Chuchos han replicado el modelo de los extintos Partido Socialista de los Trabajadores (PST) y Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional (FCRN).

En el peor escenario para el bloque de las izquierdas, con la votación obtenida con la elección de consejeros les permitirá tener una buena representación en los órganos de gobierno y servir de contrapeso, ante el eventual ascenso de Carlos Navarrete Ruiz.

La vertiente de la “Izquierda izquierda” del PRD tendría como objetivo central, con Cárdenas o Navarrete, integrar el mayor bloque de izquierda para las elecciones presidenciales de 2018 con una coalición con Morena, PT y MC.

Posterior a las elecciones de septiembre, la aduana inmediata para el PRD son los comicios legislativos federales del 2015, mismos que el bloque cardenista impulsa como una contienda plebiscitaría para el gobierno de Enrique Peña Nieto por la reforma energética.