Nada Personal

Las campañas atípicas

Más atípicas no podrían ser las campañas federales  legislativas intermedias, por lo menos en los 16 distritos en el estado.

Es inconcebible que un partido como el Revolucionario Institucional, por lo menos a decir de la dirigencia nacional, nuevamente dejen en el abandono a los candidatos.

Y es que el tema no se reduce a una extraña decisión de la señora Ivonne Ortega Pacheco de cancelar un evento relevante en el distrito 7 con cabecera en Tepeaca, considerado de los más competidos con el PAN.

El vacio que le hizo Ortega a la campaña de Alejandro Armenta es un dardo envenenado porque se recibe como un escepticismo propio de las interpretaciones de las negociaciones.

Pareciera es el propio PRI y sus dirigencias que se empeñan en socavar las pocas posibilidades del priismo poblano en distritos electorales específicos, y en general de la contienda en estado.

En esta estrategia de anclar al PRI y a sus candidatos frente al poder del partico gobernante en la entidad se puede entender la estrategia fallida en perjuicio de los priistas candidatos.

En este contexto se inscribe el spot en medios electrónicos de la presidenta del CDE del PRI Ana Isabel Allende Cano a favor de ella a quien nadie conoce  y por quien nadie votará el domingo 7 de junio.

Ni César Camacho Quiroz, presidente del CEN de PRI, se atrevió a difundir un spot con su imagen y su mensaje como lo ha hecho el priismo poblano con Allende Cano

No se trata de una “estrategia” del “experto” equipo de campaña de CDE, pareciera un acuerdo tácito de Allende Cano para contribuir a la derrota del PRI en los 16 distritos electorales.

Y es atípica la contienda electoral porque del lado azul pareciera que quieren enmendar las malas decisiones en la designación de candidatos como ocurre con Ángel Trawuitz Echeguren.

Resulta que frente al abanderado de la alianza PRI-PVEM Víctor Manuel Giorgana Jiménez los azules le han puesto enfrente no a uno, sino a dos candidatos contendientes.

En contraste José Cabalán Macari, el compañero de fórmula como suplente, además de su personalidad, tiene más que ofrecer como funcionario público, con resultados tangibles.

Esta es una campaña electoral atípica, con un PRI estatal desatinado contra los suyos, y un partido azul donde un suplente como Cabalán está más expuesto que el candidato propietario.

pablo.ruiz@milenio.com