Nada Personal

Barbosa, el “gestor”

El senador de Morena, Luis Miguel Barbosa Huerta, igual que la Chimoltrufia: "No nos hágamos tarugos, pos ya sabes que yo como digo una cosa digo otra, pues si es que es como todo, hay cosas que ni qué, ¿tengo o no tengo razón?"

Y es que el ex perredista, primero anunció que buscaría ser candidato a gobernador y hasta se puso competidores; posteriormente, dio a conocer que no participaría en la encuesta al aparecer la figura de Enrique Cárdenas Sánchez, pero esta semana aclaró que siempre sí.

Y no es que Barbosa Huerta sea tripolar, lo que ocurre es que forma parte de los bandazos de la dirigencia nacional de Morena que no saben qué hacer con él y otros ex priistas como Alejandro Armenta.

Va tan en serio el senador en su ambición por ser encuestado, a pesar de no haber superado el filtro del consejo estatal de Morena, ni ser considerado en la terna que puede proponer la cúpula nacional del partido lopezobradorista.

Para que no lo extrañen, quienes lo conocen en los municipios del estado, se aprovecha del cargo como Senador de la República para hacerse promoción, aprovechándose de la desgracia de la gente damnificada por el sismo del pasado 19 de septiembre.

Barbosa, que le sabe a eso de "gestionar" recursos federales, se ha dado a la tarea de presionar a los presidentes municipales, principalmente de la región mixteca, para que le entreguen a él y no a la Sedatu ni a Sedeso, los dictámenes de daños a las viviendas por los sismos.

El senador de Morena asegura que debido a su cargo legislativo, les garantiza a los alcaldes que obtendrán mayores recursos financieros que los "bajará" de la federación, claro, con el respectivo cobro de un porcentaje por la "gestión".

Acusado por el ex mandatario poblano de cobrar "moches", el senador vuelve a las andadas, ahora con fines proselitistas, aprovechándose del desastre natural, actos que han sido documentados por las delegaciones federales, las únicas facultadas para levantar el censo de daños.

¿En qué estaría pensando el prestigiado académico Enrique Cárdenas Sánchez para aceptar involucrarse en esta vorágine de golpes bajos y deslealtades?

pablo.ruiz@milenio.com