Nada Personal

La antesala de un litigio

Valentín Meneses Rojas pintó su raya en torno a presuntas anomalías en la preliberación de reos en la última parte del gobierno marinista.

Advierte que si algún servidor público se atrevió a actuar fuera de la ley deberá asumir su responsabilidad y las consecuencias.

El ex funcionario estatal y actual notario público insiste entre quienes quieren escucharlo que tiene la tranquilidad de haber actuado conforme a la ley y de haber servido con honestidad.

Rechazó de manera tajante haber recibido cantidad alguna de dinero o dádivas por el ejercicio de su función y el que nada debe nada teme.

El ex secretario de Gobernación se pronuncia a favor de que se realice una minuciosa investigación a efecto de deslindar responsabilidades para no caer en difamaciones y calumnias.

Adelanta que se defenderá en las instancias que correspondan porque la opinión pública tiene derecho a conocer la verdad legal e histórica con claridad, certeza, transparencia y objetividad.

Establece Meneses que desde el punto de vista jurídico, la Dirección de Ejecución de Sentencias, de acuerdo a sus facultades, es la responsable de presentar al secretario de Gobernación, los dictámenes sobre el beneficio de libertad anticipada.

Una de las pruebas de descargo que utilizará en su defensa es que al momento de concederse la preliberación se aplicó el Código de Defensa Social y la Ley de Ejecución de Sanciones vigente en la época en que se cometieron los delitos.

La mayoría de los sentenciados fueron condenados antes de la Reforma Penal de 1999. Es principio de derecho constitucional no dar efecto retroactivo a una ley en perjuicio de persona alguna.

Antes de 1999 la ley facultaba iniciar procedimiento de preliberación con el 33.3 por ciento de la pena compurgada, y ese fue el criterio que se aplicó en el caso de las preliberaciones.

La reforma al artículo 110 del Código de Defensa Social, establece que el tratamiento preliberacional se llevará a cabo a partir del cumplimiento del 66.6% de la pena impuesta.

pablo.ruiz@milenio.com