Nada Personal

Un alcalde sin partido, exitoso

El presidente municipal Antonio Gali Fayad es un gobernante práctico y de resultados, y este es el sello de su administración.

Se trata de un alcalde ciudadano sin partido político, a favor del diálogo para concertar los consensos en las acciones de gobierno que se traducen en votaciones unánimes en las sesiones de cabildo.

A un año de gobierno, el estilo de trabajo Gali Fayad se ha traducido en resultados con el equipo de colaboradores del gabinete, donde el único valor entendido es la eficiencia.

A varios de los integrantes de su gabinete los conoció en el proceso de integración del equipo de colaboradores, de acuerdo al perfil de cada uno de ellos y la función que desempeñaría.

A otros los conocía porque compartieron responsabilidades en sector público federal o en otras funciones de la administración pública estatal.

Galia Fayad arribó al gobierno municipal con un equipo sin ataduras, sin compromisos que adquieren como candidatos.

Tampoco les debe ninguna factura a hombres de negocios o empresas locales o nacionales por respaldo a su campaña, porque no los necesitó ni hizo compromisos.

El presidente municipal prefiere dedicarse a su responsabilidad como gobernante, no accede a los cantos de sirena. Pero advierte: no tolerará “moches” o cualquier acto de corrupción.

Tony, como le llaman sus amigos y colaboradores, ha confiado a sus más cercanos que sólo los resultados hablarán de él y que el futuro político se decide en muchos casos por las circunstancias políticas.

El alcalde actúa de manera natural, es un hombre al que se le dan las relaciones públicas y humanas con la gente, así lo demostró en los recorridos por los municipios del estado a su paso por la Secretaría de Infraestructura.

De su relación con el gobernador Rafael Moreno Valle, antes que la investidura, existe amistad y define al mandatario como a un hombre de un gran corazón que se quita la camisa para ayudar a la gente.

Gali no quita el dedo del renglón para lograr en acciones concertadas con el gobierno estatal construir una ciudad modelo; un alcalde de la ciudad capital distanciado del gobernador, como ha ocurrido históricamente, ha impedido tener una ciudad transformada y de progreso como ésta, comentó en alguna ocasión a este reportero.

pablo.ruiz@milenio.com