Nada Personal

El adiós y relevo priista

Para los analistas, la sesión del Consejo Político Nacional del PRI del próximo domingo será una oportunidad  para el mensaje entrelíneas en torno al eventual arribo del sonorense Manlio Fabio Beltrones a la presidencia del CEN.

La reunión del priismo nacional está convocada para el balance del resultado electoral, una especie de informe triunfal del adiós del mexiquense César Camacho Quiroz que se muda a la Cámara de Diputados en San Lázaro.

De coordinador del Grupo Parlamentario del PRI, a “don Beltrone” varios de los conocedores del tema ya lo ubicaban promoviendo las políticas agropecuarias en la Sagarpa en sustitución del coahuilense Enrique Martínez.

Pero no, algo pasó para el cambio de señal en el reciente viaje del presidente Enrique Peña Nieto en Francia donde también viajó el “colosista”.

Posterior a los resultados electorales en aquella entidad del noroeste de la República, Beltrones adquirió mayor presencia y fuerza al arrebatarle Sonora al PAN, subiendo sus bonos en el círculo presidencial.

A diferencia del secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, que por todos los motivos conocidos lo bajaron de la gira para regresarlo a México, le permitió al sonorense avanzar en las negociaciones de los reacomodos “naturales” que ya se tenían previstos en el gabinete federal y en Cámara baja.

La fuga del narcotraficante del penal de “alta seguridad” del Altiplano no sólo aceleró varias decisiones políticas, sino que modificó el sentido de éstas.

Algo habrá en torno a las decisiones de perfilar a Beltrones a la presidencia del CEN porque los integrantes de los equipos de Camacho Quiroz y el sonorense ya preparan el “menaje de casa” de la Cámara de Diputados a Insurgentes Norte, y viceversa.

Por ahora los beltronistas poblanos ya se brotan las manos para el reacomodo del priismo local porque sin César Camacho e Ivonne Ortega, las reglas de operación serán diferentes con “don Beltrone”.

pablo.ruiz@milenio.com