Nada Personal

Zavala pactó con el PAN triunfos de alcaldes en 2013

Un veterano y experimentado político priista me explicó algunas de las razones del por qué presidentes municipales como el de Chalchicomula de Sesma, Juan Navarro Rodríguez, goza de toda impunidad y protección del gobierno estatal.

La mano que mese la cuna se llama Javier López Zavala, el derrotado ex candidato a gobernador en 2010.

Este personaje ciudadanizado poblano pactó el triunfo de Navarro Rodríguez en Chachicomula a cambio de la diputación local a favor del líder estatal del Partido Compromiso por Puebla, el gris Germán Jiménez García.

En el paquete de la negociación que encabezó el propio López Zavala con el PAN incluía la abdicación del entonces candidato a diputado local priista, el ex alcalde de Tlachichuca, Ramiro González Vieyra.

El acuerdo entonces entre López Zavala y su ex contrincante fue aprobar la opaca cuenta pública del alcalde priista Ramiro González, a cambio de abandonar la campaña electoral y no operar el día de las elecciones, para dejarle el camino libre al protegido del jefe político, me refiero a Jiménez García.

¿Y qué ganó el ex candidato priista a gobernador?, solo pasar cada quincena a cobrar el derecho de piso a los alcalde priistas que "ganaron" los comicios por un acuerdo inconfesable.

Navarro Rodríguez, según el acuerdo, tendría mano libre para hacer del ayuntamiento lo que se le diera la gana, sin que la comisión del Congreso local le cuestione un solo peso mal gastado del techo financiero del municipio.

Pero hay más de la "concertacesión" entre los ex contrincantes en el 2010: uno de los presidentes municipales beneficiados con la "tranza" política se convertiría en el candidato a diputado local en el 2018, ya sea con los azules o rojos.

Navarro se la creyó y pretende, con base a ese acuerdo, ser postulado por el PRI a candidato a diputado, pero resulta que este obscuro alcalde fue derrotado en su municipio en las pasadas elecciones locales a gobernador.

Según el acuerdo otro presidente municipal de la región fue incluido en el acuerdo para hacerlo ganar en su municipio, con la promesa de hacerlo candidato a diputado en las elecciones del 2018. De lo que se entera uno al volver a tener contacto terrenal con priistas.

pablo.ruiz@milenio.com