Nada Personal

William O. Jenkins, el “Slim” post revolucionario

El nombre de la Fundación “Mary Street Jenkins” grabado en el metal de la estructura del edificio de arquitectura ecléctica con elementos de art nouveau, en el acceso de la 2 Oriente, siempre fue un acceso enigmático para este reportero.

Este edificio de la Oriente y 2 Norte se construyó para establecer ahí el almacén La Ciudad de México, una tienda fundada en 1862 por inmigrantes franceses, que se transformó en la tienda Fábricas de Francia y posteriormente fue sede de una sucursal de la cadena Almacenes Blanco.

Estructuras metálicas y mármoles fueron traídos en barco desde París, pieza por pieza, han publicado investigadores.

El lumbral de puerta enigmática lo cruce ayer por la noche, luego de descender por unas empinadas escaleras para apreciar el antiguo elevador donde los dueños accedían a las habitaciones.

Una invitación del rector Luis Ernesto Derbez Bautista, junto con otros colegas, nos sentó en la sala y el comedor que usó y habitó el empresario multimillonario de origen norteamericano  William Oscar Jenkins Biddle (1878-1963).

Uno de los últimos eventos con motivo del 75 aniversario de la Universidad de las Américas Puebla me llevó a este inmueble histórico, a la casa del “Slim” de esa época.

Ingresé por la 2 Norte, el acceso a la Capilla del Arte, donde el primer encontronazo visual fue con un cuadro de Tamayo, de una muestra que exhibe el acervo artístico patrimonio de la Fundación y la Udlap.

Accedí al tercer piso por las escaleras parisinas a las que accedía en aquellas compras a la parte alta de Almacenes Blancos, una tienda popular alejada de las clases pudientes de la época pre revolucionaria.

La conversación durante la cena con el rector, sus colaboradores y un grupo de reporteros giró en torno a los episodios más destacados de la vida universitaria de la Udlap en sus 75 años.

El testimonio de uno de los protagonistas de hechos relevantes en la década de los sesenta hizo del repaso anecdótico e histórico un “manjar”.

Fue el conflicto universitarios de 1976 con la ocupación del Campus por estudiantes y académicos lo que tropicalizó o apoblano a la Universidad de las Américas; pasando lista de los rectorados que han dejado huella, unos más que otros. Felicidades por los primeros 75 años.

pablo.ruiz@milenio.com