Nada Personal

Trauwitz y el “regreso” de Agüera

El regreso del agüerismo al escenario político local se lo habían propuesto para el 2016, una vez concluido el sexenio de Rafael Moreno Valle.

Sin embargo algo ocurrió en las negociaciones y pactos entre los grupos de la clase política poblana porque Enrique Agüera Ibáñez envió a uno de sus principales alfiles en la estrategia del retorno por la puerta grande.

Desde hace varias semanas Damián Hernández Méndez, ex director de la desaparecida oficina de Gestión de la UAP, es el principal estratega electoral y político del regidor y ex secretario de Turismo José Ángel Trauwitz Echeguren.

Damián cuenta con una sólida experiencia en la operación política y electoral, como dejó huella en la principal universidad pública, y lo reafirmó durante la campaña de Agüera por la alcaldía poblana en 2013.

Cercanísimo a Moreno Valle, el regidor y precandidato por el distrito 12 de la ciudad capital, seguramente con el visto bueno del jefe político, se hizo de los servicios de uno de los operadores políticos de la acompaña electoral más competida y polémica por la alcaldía poblana.

Círculos cercanos al panismo en el gobierno estatal interpretan el arribo de Damián Hernández a favor de las causas azules como el “perdón” y el “borrón y cuenta nueva”, posterior a los agravios y choques de estrategias electorales en 2013.

El aspirante a la diputación federal bajo las siglas del PAN, Ángel Trauwitz, presume de la “fortaleza” del agüerismo en la UAP y su “influencia” electoral para obtener el “triunfo” con el voto de los jóvenes.

Y es que el empresario restaurantero metido a político, luego de incursionar como servidor público del gobierno del estado, se enfrentará a un contendiente en el distrito 12 de la ciudad capital con vasta experiencia: Víctor Manuel Giorgana Jiménez.

La duda que asalta es en el sentido si las campañas serán de propuestas o de “guerra sucia”, como ocurrió en el pasado reciente por la alcaldía entre Antonio Gali y Agüera.

Trauwitz Echeguren ya hizo cuentas de cuántos votos le acarreará el agüerismo y si será efectivo, porque en el pasado reciente no precisamente se vio el voto duro de los universitarios de la UAP a favor de la causa del PRI, salvó que ahora con los azules su principal estratega demuestre lo contrario.

pablo.ruiz@milenio.com