Nada Personal

‘Simitriocracia’ en la “28 de Octubre”

Risible me resultó la información publicada respecto a las declaraciones de Rita Amador en torno a la “elección” del dirigente de la organización de vendedores ambulantes 28 de octubre, donde según ella “piensa” participar para “reelegirse”, eso sí, de acuerdo al “estatuto”; la antidemocracia y el nepotismo a su máxima expresión.

Sí que es una noticia enterarse que en la agrupación fundada por Rubén Sarabia “Simitrio” hay democracia participativa –no se sabe si en asamblea a mano alzada- porque a las urnas en voto universal, director y secreto, que sepa, nunca han elegido democráticamente a nadie.

Como en Venezuela, Cuba o Corea del Norte, los “revolucionarios” de “izquierda” no son muy afectos a las urnas para ser electos porque para los dirigentes de esas naciones y en la 28 de Octubre, la democracia la deciden los monarcas “maoístas” o “marxistas”.

Se trata de la misma escuela del vitalicio líder de los trabajadores telefonistas Francisco Hernández Juárez, los de la “dictadura del proletariado”.

Totalitarios como lo son, en la agrupación “28 de Octubre” han perdido toda perspectiva democrática porque esta organización ha sido y es propiedad de la familia Sarabia.

Con el mismo modelo de “partido único” con “democracia” inducida, el partido único en la 28 de Octubre es Simitrio, sus descendientes y el grupo corporativo que se nutre de regentear a los necesitados para vivir de economía informal.

Exigentes con más democracia, legalidad, libertades y transparencia, al interior de esta agrupación no practican lo que exigen al exterior porque no viven en la opacidad y en la antidemocracia.

Mientras en el país y el mundo viven transformaciones democráticas, en la entidad existen agrupaciones sociales totalitarias en el atraso político y democrático, propio de modelos de las dictaduras.

Hablar de democracia interna y transparencia en la agrupación de vendedores ambulantes “28 de Octubre” es como pedir lo propio a la agrupación Antorcha Campesina, ambos, hermanitos e hijos de la ortodoxia del izquierdismo demagogo.

Mercaderes ambos de la política, tratantes de gente que vive en la pobreza, Rita Amador anunció que para las elecciones de minigobernador en el 2016 se venderán al mejor postor, al candidato y partido que les brinde mayor protección con sus dirigentes en libertad para seguir medrando.

pablo.ruiz@milenio.com