Nada Personal

ST, en desacato judicial

Ahora puedo entender algunos desaciertos en la Secretaría del Transporte del gobierno del estado, principalmente si de negligencia se trata.

Resulta que el ex Coordinador General de Asuntos Jurídicos de la ST, José Francisco Balderas Picasso, le heredó a Bernardo Huerta el incumplimiento de una orden judicial del Tribunal Superior de Justicia, en otras anomalías por la negligencia del ex funcionario.

Balderas Picasso fue notificado del un procedimiento de cancelación del trámite administrativo de cesión de derechos, luego de que un particular agotó todas las instancias para demostrar un procedimiento fraudulento de quien se apropió la concesión.

Han pasado dos años y medio de la actitud omisa de la ST para resolver dicho procedimiento de cancelación del trámite de cesión de derechos, además de negarse a brindar acceso al expediente.

Todo empezó cuando Irene Cortés Méndez, en representación de su madre Antolina Méndez Hernández, reclamó la concesión del Servicio Público de Transporte de Pasajeros de la Entidad, respecto de la Ruta 68 Xonacatepec, que indebidamente se apropió Humberto Maximino Pérez Merino.

Los derechos de la concesión la tenía Silvio Cortés quien falleció en 1979, pero en 1994 presentó Pérez Merino cesión de derechos a su favor, del que dio fe el Notario Público Número 2 en 2002, empero la familia de Silvino Cortés demostró era fraudulento.

En consecuencia Cortés Méndez, presentó una demanda contra de Humberto Pérez, el titular de la Notaria Pública Número 2 y la SCT, mismo que fue radicado en el Juzgado Octavo de lo Civil.

Incluso se integró Averiguación Previa 3967/2005/OTE contra Pérez Merino por el delito de falsificación de documentos y fraude, con el Proceso Penal 170/2007 del Juzgado Octavo de lo Penal, confirmando el MP que Silvino Cortés López, no fue la persona que se presentó ante el Notario Público a ratificar el documento de cesión de derechos de la concesión.

Con fecha 2 de junio de 2011 los Magistrados de la Tercera Sala en materia Civil del TSJ dentro del toca número 943/2010 ordena a la ST la cancelación del trámite y dejar sin efecto la cesión de derechos a favor de Humberto Pérez y restituir derechos a la quejosa.

A pesar de todo este vericueto legal, en la ST les vale un comino el TSJ.