Nada Personal

“Ruta Blanca”, sin parada en la “Estación 2016”

La “Oficina Móvil” de “La Ruta Blanca” de la senadora priista Blanca Alcalá Ruiz es un buen ejemplo para los legisladores federales y locales para mantener contacto con sus representados.

Adquiere relevancia un foro móvil como el diseñado por la ex presidenta municipal de Puebla porque es el mejor momento para “bajar” a ras de piso las bondades de las reformas estructurales impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto.

Alcalá entiende perfectamente bien la importancia de mantener el contacto directo con los poblanos, porque además de reencontrarse con ellos para refrendar los compromisos que adquirió en las elecciones del 2012, se mantiene vigente con su proyecto de largo aliento.

La senadora poblana apuesta su capital político por la continuidad del proyecto modernizador del gobierno de la república, y le abona a favor del PRI para las elecciones legislativas del 2017 y las locales del 2016 y 2018.

Alcalá es una priista con visión de largo plazo y ha construido un proyecto de transformación del estado que requiere de años para su ejecución, se ha preparado para ello. 

La dirigencia nacional priista y quienes toman las decisiones respecto a la postulación de candidaturas deberán evaluar los niveles de aceptación de Blanca Alcalá y no deben derrochar ese capital para asignarle la función de encargada de despacho en el 2016.

Pueden criticar a la senadora por sus acciones, pero propios y extraños deben reconocer la capacidad creativa de la legisladora federal con la creación de la “Oficina Móvil”, que además de cumplir con esa exigencia de no desarraigarse del estado, ofrezca un enlace de información de sus actividades en la Cámara Alta.

Todo indica que la permanencia de Blanca Alcalá Ruiz en el Senado de la República concluirá para el periodo para la que fue electa, dicho de otra manera, la “Ruta Blanca” no hará parada en la “Estación 2016”.