Nada Personal

Ripppa-UAP liquida cotos de poder

Los representantes sindicales de los académicos agrupados en la Asociación del Personal Académico de la UAP (Aspabuap) deberán replantearse la razón de ser y existencia del gremio.

Desde hace varios años se modificó en los contratos colectivos y los reglamentos la bilateralidad en las relaciones laborales para el ingreso, promoción y permanencia de los académicos, docentes e investigadores.

Posterior a la división del sindicato único donde convivían académicos y administrativos, antecedidos de mutilaciones de la titularidad de la contratación de académicos, el poder de la contratación se trasladó al dominio burocrático de los directores de las unidades académicas.

Se abolieron las propuestas sindicales para cubrir las vacantes de docentes e investigadores, las evaluaciones bipartitas y los concursos por oposición para el ingreso y permanencia.

Fueron abolidas también las evaluaciones para las promociones, así como las convocatorias donde se establecían las bases de los concursos para ocupar plaza de nueva creación o sustituir vacantes temporales.

Lo que hoy es “novedad” en la reforma educativa en el sistema de educación pública del país los exámenes por oposición para aspirantes a ocupar una plaza magisterial, en la UAP se realizaban como un mecanismo bipartito con la representación de la academia, las autoridades universitarias y los representantes gremiales.

Con los años, el sindicato académico desapareció a la par de la bilateralidad, reduciendo a una asociación burocrática cobra cuotas sindicales, titular del contrato colectivo “en huesos”.

El esquema de contratación bilateral que en las décadas de los setenta y ochenta fue exitoso, que luego lo pervirtieron durante varios lustros, finalmente retorna con orden, prescindiendo de las agrupaciones gremiales.

Ayer en el Consejo Universitario de la UAP se presentó el nuevo proyecto de Reglamento de Ingreso, Permanencia y Promoción del Personal Académico (RIPPPA).

Las modificaciones del RIPPPA permitirán la contratación de académicos bajo las denominaciones de Profesor Investigador Visitante y Profesor por Cátedra.

Se incorpora un apartado de desarrollo académico, en el cual la superación académica y el año sabático se vinculan a la consolidación de los programas y fortalecen el desarrollo académico de los docentes.

 Jaime Mesa, quien funge como el secretario general de la Aspabuap, deberá reflexionar con sus afiliados la razón de existir del gremio.

pablo.ruiz@milenio.com