Nada Personal

Ricardo Anaya, cercano al morenovallismo

Un abrazo a Rodolfo Reyes Coria

En círculos del gobierno federal presumen de la conveniencia para el régimen de la postulación  de Gustavo Madero Muñoz como candidato presidencial del PAN.

Atribuyen el anuncio de la licencia de Madero como presidente del CEN como parte de ese acuerdo que le allane el camino para acceder a la Cámara de Diputados y tener mayor protección como candidato plurinominal.

Ricardo Anaya Cortés, el secretario general con funciones de presidente de Acción Nacional, será una pieza para influir en el proceso interno de nominación de candidaturas en el 2015.

Se trata de un joven talentoso como lo demostró al encabezar la presidencia de una de las mesas directivas, pero su compromiso político está más ligado a otro de los acciones del panismo nacional: el gobernador poblano Rafael Moreno Valle.

Algunos panistas asumen que con la licencia solicitada por Madero, el reacomodo en el CEN y el Consejo Nacional favorecerán una mayor influencia del mandatario poblano.

Atribuyen al morenovallismo la posición de Anaya Cortés en la Secretaría General, porque se trata de una relación que han construido ambos.

Lo menos que le atribuyen al mandatario poblano es una fuerte influencia en la dirigencia nacional, pero hay quienes le atribuyen un predominio con las distintas posiciones en el CEN y el Consejo.

Se reflejará la influencia del morenovallismo cuando se den a conocer listados de candidatos a los diferentes distritos electorales federales en la entidad poblana y en varios de los estados.

Están por escribirse nuevos capítulos de la política albiazul y todo indica que la nominación del candidato presidencial del PAN en el 2018 no será un día de campo.