Nada Personal

Puebla, ciudad “bicicletera”

Lo que en un momento se consideró como una burla la expresión "pueblo bicicletero", dicho despectivamente en una desafortunada declaración por un político sanadreseño para referirse a Chalchicomula de Sesma, el calificativo se podrá aplicar ahora a Puebla: "ciudad bicicletera".

Y por supuesto que no es ninguna expresión despectiva, se trata del proyecto estrella del gobierno municipal de la capital del estado para favorecer el uso de la bicicleta y darle vida a las ciclovías.

La ciudad de Puebla no es Barcelona ni París, pero si los habitantes entienden bien el proyecto gubernamental de la movilidad urbana y estimular el uso de transporte alternativo, la angelopolis tiene todo para competir con las principales ciudades europeas.

Y justamente son francesas las dos mil bicicletas que estarán circulando en el 2017 cuando esté en total funcionamiento el sistema de ciclovías donde ya existen 69 "Bici Estaciones".

El presidente municipal Luis Banck Serrato adelantó a un grupo de periodistas la llegada en breve de la flotilla de bicicletas "parisinas", las mismas que presentan como novedad un sistema que prescinde de las tradicionales cadenas para desplazarse.

Explicó Banck que la ciudad de Puebla superará a la Ciudad de México en el uso de la bicicleta, donde se dispone de tres "bicis" por cada 10 mil habitantes; Puebla capital tendrá 13 por cada 10 mil.

La implementación del las Bici Estaciones, el uso de las Ciclovías y las bicicletas mismas enfrentan muchos retos porque, a diferencia de la cultura (y educación) vial en Barcelona o París, en la capital del estado sigue imperando el primitivismo de los automovilistas y transportistas que se sienten dueños de las calles y avenidas.

Para la gran mayoría de los conductores de vehículos automotores no existe la menor tolerancia al respeto de las líneas peatonales y quienes transitan por ellas, y la misma suerte corren los ciclistas que se juegan la vida al transitar sobre dos ruedas.

En las ciudades europeas mencionadas, los peatones tienen preferencia en el derecho de paso en calles y avenidas, con semáforos en las de mayor circulación, y son respetados los ciclistas y las vías destinadas para ellos.

En la ciudad de Puebla la mayoría de conductores de vehículos tendrán que hacer un esfuerzo para cohabitar con peatones y bicicleteros, porque sería muy lamentable que se multipliquen las bicicletas pintadas de blanco colgadas en los postes, en señal de duelo.

pablo.ruiz@milenio.com