Nada Personal

Promesa de campaña, a cargo de asalariados


Con la reforma energética, el gobierno federal bombardeó con un promocional televisivo donde presume que habrá una reducción a las tarifas en el consumo de electricidad, del gas de uso doméstico y las gasolinas.

Lamentablemente nunca precisaron cuándo se reflejarían esos "beneficios" a las familias mexicanas, gracias a las reformas estructurales.

Pero las medidas que sí fueron de aplicación inmediata corresponden, entre otras, a la hacendaria, convertida en la gravosa miscelánea fiscal.

Entre las promesas de "beneficios" por las reformas en relación a las inmediatas que afectan a la población, el efecto ha sido negativo para la población y por consiguiente, al gobierno de Enrique Peña Nieto.

De los efectos inmediatos contra la población por el plan de gobierno de la República se observó ayer en la Cámara de Diputados en San Lázaro, donde el PRI y sus partidos aliados votaron la Ley de la Pensión Universal.

El punto de la discrepancia, que motivó una trifulca en la Cámara Baja, está relacionado con el seguro de desempleo porque el gobierno federal propuso en la iniciativa que se tome el recurso de la subcuenta de vivienda del fondo de retiro de los trabajadores en activo.

Se trata de un golpe más contra el fondo de retiro de los trabajadores mexicanos que desde la creación de las afores fueron bursatilizados y las pérdidas no son menores, ya que equivale a miles de millones de pesos.

Se trata del mismo fondo de jubilaciones y pensiones que retiraron de la administración del IMSS con la promesa de obtendría mayores rendimientos administrados por empresas privadas, y mejor todavía, en el mercado bursátil.

De esta bolsa de miles de millones de pesos se apalancaron las grandes empresas, incluidas las trasnacionales, para financiarse, con la promesa de retribuir los "rendimientos" o "utilidad" en las afores.

Con la iniciativa presidencial aprobada en la Cámara Baja será con las aportaciones de los trabajadores y los patrones a la subcuenta de vivienda como se financiará una promesa de campaña de Peña Nieto con el seguro de desempleo y la pensión universal. ¿Qué tal?