Nada Personal

Pre de las pre campañas

No es nuevo en el estado y el país que empiecen las campañas sin candidatos, en la entidad como en 11 más prácticamente empezaron antes del tiempo oficial el proceso electoral.

Sin candados ni aparentes violaciones al código electoral en los partidos políticos, por ejemplo, nadie controla el gasto de las precampañas.

Dinero público y privado se gasta en militantes de partidos políticos y ciudadanos que aspiran a ser nominados, sin ninguna regulación.

Eventos públicos de los gobiernos federal, estatal y municipal son utilizados para una descarada y subliminal pre campaña.

Así lo hicieron desde la Sedesol y Sedatu con Juan Carlos Lastiri Quirós y Juan Manuel Vega Rayet con eventos multitudinarios para placear a sus aspirantes a la candidatura, principalmente a Blanca Alcalá Ruiz, Alberto Jiménez Merino y Enrique Doger Guerrero.

Con recursos del gobierno federal hicieron entonces montajes de actos anticipados de campaña camuflados con programas sociales de Mover a México.

La agónica dirigente estatal Isabel Allende Cano y el líder municipal José Pepe Chedraui deberían replantearse si las acusaciones contra Antonio Gali Fayad se volverán contra el PRI con efecto búmeran, porque Jiménez Merino está siendo investigado por desviar recursos del erario.

Nadie sabe quién financia y cuánto gasta la ex panista ahora "independiente" Ana Teresa Aranda, no existe ninguna regulación previa ni para ella ni para el resto de los siete u ocho ciudadanos sin partidos.

Andrés Manuel López Obrador, por ejemplo, va y viene a la entidad, y nadie sabe quién ni cómo financia sus actos proselitistas y las huestes poblanas.

Los organismos electorales siguen siendo laxos y sólo por consigna actúan, pero siguen siendo comparsas de la simulación electoral de partidos políticos con registro, gobiernos y ciudadanos.

Quienes son gobierno, por el simple hecho de serlo, tienen mayor ventaja, y más si entre éstos uno o algunos se perfilan para una candidatura, y eso ocurre en todos los estados y municipios del país.

pablo.ruiz@milenio.com