Nada Personal

Plebiscitos confirman liderazgos de Moreno Valle y Gali Fayad

En la ciudad capital el alcalde de Puebla, José Antonio Gali Fayad, confirmó su liderazgo político en el gobierno municipal.
De las 17 juntas auxiliares en disputa el pasado 27 de abril, el grupo político que lidera y lo llevó a la presidencia municipal, salvo los cuatro plebiscitos cancelados, Gali prácticamente logró carro completo.
En el recuento de votos ayer al mediodía y entrada la tarde contabilizaban nueve juntas auxiliares ganadas, pero en la noche ya eran 12 y para las 20 horas tenían certeza de triunfo en 13.
Se confirmó así el carro completo y la peor pesadilla del PRI se hizo realidad, porque se desmoronó el voto duro del Revolucionario Institucional en la capital del estado.
Las agrupaciones políticas reunidas en las siglas de Puebla Unida y que respaldaron las candidaturas ciudadanas en las 17 juntas auxiliares, nuevamente se alzaron con la victoria.
Los priistas, pese a las impugnaciones a las convocatorias en el Tribunal Electoral Federal, no van más allá de los golpes mediáticos porque a ras de piso siguen demostrando que no tienen estructura y siguen perdiendo terreno, más de lo que se pensaba.
Si el resultado le fue totalmente adverso al PRI en la ciudad de Puebla, en el resto de la entidad poblana no fue diferente.
De acuerdo a las primeras estimaciones el triunfo de las candidaturas ciudadanas ligadas los partidos de Puebla Unida supera el 85 por ciento.
Además de una prueba de fuego en la capacidad logística del gobierno del estado para atender 657 plebiscitos, comparado con las elecciones en 217 municipios, la suspensión en 16 juntas auxiliares es un buen balance.
Si Antonio Gali confirma su liderazgo, Rafael Moreno Valle lo refrenda en la entidad poblana en un proceso de muchísimo mayor proximidad entre los ciudadanos, más doméstico que las elecciones municipales.