Nada Personal

Perfilan a Maldonado en relevo de Basave

En círculos del perredismo nacional se baraja con insistencia el nombre de Luis Maldonado Venegas para relevar en el cargo al neolonés Agustín Basave Benítez.

Entre las cabezas de las llamadas "tribus" del Partido de la Revolución Democrática no causó ninguna sorpresa el anuncio del "güero" Basave porque ya estaba pactado desde su arribo a la presidencia del Consejo Nacional.

Es hasta este momento la corriente política Nueva Izquierda de "Los Chuchos" la más hegemónica y lleva mano en la renovación de la dirigencia nacional del partido del sol azteca, de cara al 2018.

Una de las hipótesis que con insistencia se comenta es que la nueva dirigencia nacional tendrá como objetivo arribar a un acuerdo pluripartidista para una alianza con el PAN en las elecciones presidenciales en el 2018 y en aquellos estados donde se renovarán gubernaturas, congresos locales y alcaldías.

Se trata del principal punto del debate por venir en el partido electorero de "izquierda" donde persisten posturas de algunos grupos en el sentido de rogarle al líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, coaligarse con los partidos de "izquierda".

López Obrador ha insistido que irán solos a las elecciones presidenciales y las de renovación de las cámaras de senadores y diputados.

El ex secretario General de Gobierno del estado de Puebla correspondería a este perfil aliancista donde habrán de enfrentar los perredistas una disyuntiva de seguir con coaliciones electorales probadas con Acción Nacional, o arrodillase al político tabasqueño para respaldarlo.

Maldonado Venegas estaría ya revisando las condiciones internas del PRD para arribar a la dirigencia nacional, con base a un amplio acuerdo de las tribus, convencidos de que solos no sería el mejor escenario para las elecciones presidenciales, y sus repercusiones en los estados.

Los procesos electorales en el 2017 en entidades importantes como el Estado de México, Coahuila y Nayarit, además de las municipales en Veracruz, pondrá nuevamente a prueba la alianza PRD-PAN que el pasado 5 de junio derrotó al PRI.

pablo.ruiz@milenio.com