Nada Personal

Partidos “bonsái”, en un dilema

La reciente reforma electoral aprobada en el Congreso de la Unión tiene en un dilema a los partidos políticos bonsái.

De acuerdo a las nuevas reglas de la legislación que regula a los partidos políticos y las elecciones, será importante en qué condiciones participen y cómo aparecerán en las boletas en el 2015.

De acuerdo al nuevo porcentaje que establece la ley se fijó el 3 por ciento de la votación a los partidos políticos como requisito para mantener el registro.

A excepción del PRI, PAN y PRD, que se han convertido en el “partido ancla” para que los partidos bonsái mantenga su registro, las reglas aprobadas les imponen retos y disyuntivas.

De acuerdo al último dato oficial son 10 los partidos políticos con registro, posterior a la aprobación del INE de tres nuevos, entre ellos Morena de Andrés Manuel López Obrador.

El asunto es que la legislación obliga a los partidos “ancla” establecer una alianza total y negociar con los partidos con los que se coaliguen qué porcentaje cederá a cada partido de la “chiquillería”.

Por ejemplo el PRI tendría que negociar para las intermedias del 2015 ceder el 5% o 10% de posiciones al PVEM y Panal.

En caso de acordar una alianza parcial en algunos distritos electorales, el voto será válido para el candidato, pero no para el partido, y ellos les causarán problemas a favor del registro y por consiguiente para las prerrogativas.

Si los partidos bonsái participan solos, se estarían jugando todo. El Partido del Trabajo de Beto Anaya, por ejemplo, se la tendría que jugar solo o en alianza total con otro de “izquierda” como el Partido Movimiento Ciudadano de Dante Delgado, pero en coalición total.

PT o MC por separado, difícilmente alcanzarían el porcentaje que establece la legislación vigente.

El PT y MC no podrían aliarse al Morena del “Peje” porque el partido del tabasqueño tiene la meta en esta elección de obtener el porcentaje para el registro permanente y está impedido a aliarse.

Está más que anunciada la alianza del PRI con PVEM y Panal, habría que esperar qué tanto ceden los priistas para garantizar la mayoría en el Congreso. Seguro Nueva Alianza pedirá “licencia” en el estado para “ausentarse” de la coalición Puebla Unida.

PAN y PRD, todo indica, irán solos a las elecciones federales legislativas. Así lo pude reportear.