Nada Personal

Paralelismos en enroques del gabinete

A diferencia de otro de los presidenciables como el jefe del Gobierno del Distrito Federa, Miguel Ángel Mancera, quien emprendió los cambios en su gabinete, en la entidad poblana no tiene la misma prisa el mandatario Rafael Moreno Valle.

Mencionados como potenciales candidatos presidenciales, incluso el capitalino admitió públicamente sus aspiraciones, existe un paralelismo entre ambos por las condiciones que enfrentan rumbo al 2018.

Un punto en común entre los gobernantes son los resultados electorales adversos, el capitalino perdió delegaciones importantes frente a otro competidor, el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, con Morena.

El gobernante de la Ciudad de México respaldado por el PRD perdió la mitad de las delegaciones y en una proporción igual la Asamblea Legislativa del DF.

Una izquierda electoral dividida con un partido como el PRD en el desprestigio, derrotado, el jefe de gobierno del DF aceleró los cambios en el equipo de colaboradores.

En este paralelismo, con menores pérdidas, pero derrotas al fin, Moreno Valle perdió la joya de la corona al perder el PAN tres de los cuatro distritos electorales de la ciudad capital, con un resultado global adverso en el estado al fracasar en 9 de los 16 distritos frente al PRI.

Al igual que la izquierda defeña, el panismo poblano enfrentó un división interna con la llamada resistencia de “brazos caídos” de panistas tradicionales, pero activos contra los candidatos azules, los principales liderazgos como Ana Teresa Aranda y el dirigente estatal formal, Rafael Micalco.

Existe la expectativa si en los relevos en el gabinete del gobierno estatal, Moreno Valle seguirá la misma ruta de Mancera, en el sentido de incluir en su equipo de colaboradores a militantes de otras corrientes en el PAN e integrantes de otros partidos políticos que los llevaron a la gubernatura.

Las dudas se despejarán en agosto próximo al concluir el periodo vacacional de verano, entonces se conocerá el mensaje político del mandatario poblando en torno a la recta final de su sexenio, en qué condiciones se realizarán las campañas del 2016 de la “minigubernatura” y cómo iniciará su proyecto político rumbo al 2018.

pablo.ruiz@milenio.com