Nada Personal

Pagan la novatada en Canoa

De “novatos” la actuación del equipo de Gobernación municipal de la ciudad capital frente al intento de “reventar” un evento del presidente municipal Antonio Gali Fayad en la junta auxiliar de San Miguel Canoa.

Ligados al partido político que tiene en la Cámara Federal a su representante distrital, algunos de ellos exfuncionarios municipales de Puebla, azuzaron a un puñado de personas para exigirle al munícipe “no más impuestos”.

Fue tan burdo el frustrado intento de reventar el acto oficial que fue muy desafortunada la bandera de los protestantes: contra el cobro de contribuciones.

Finalmente como oposición, al estilo peninsular, ese grupo está en su papel de hacerse presente con marcaje personal a los gobernantes panistas.

Lo censurable de lo ocurrido ayer en Canoa es la incapacidad de quien despacha en la oficina de política interna del gobierno municipal.

Además de chamaqueados, los novatos de Gobernación no estuvieron a la altura de las circunstancias ni fueron capaces de prevenir ni desinflar en el acto un montaje deliberado de provocación.

Gali Fayad seguramente regresará hoy a la plaza principal de la junta auxiliar para concluir la actividad de atención ciudadana de la que están responsabilizados los secretarios del gabinete, lo que no ocurrió ayer en su totalidad, salvo honrosas excepciones.

Los vacíos dejados ayer de manera momentánea las suplió el rumor y la manipulación de los hechos, un descuido que puede resultar de alto costo si olvidan que otros han gobernado y son expertos en la perversión.

Juan de Dios Bravo y Jaime Zurita, por citar a dos exfuncionarios municipales, con dificultad podrían darse el lujo de una novatez de ese tamaño.