Nada Personal

PVEM: ¿político pobre, pobre político?

El protagonismo del diputado local del Partido verde Ecologista de México Juan Carlos Natale López abrió la “caja de pandora” y como en la mitología griega, empiezan a encontrarse “los males” de sus seis al frente Partido Verde.

Amén de abandono de los principios que le dieron origen a este partido político con los temas de protección ambiental y de la ecología, en esta organización política han “descubierto” que a Natale lo único verde por lo que dirigía el PVEM era por su afición al “billete verde”.

Existe un expediente abierto administrativo y contable  que vincula al ex líder estatal con una línea de investigación relacionada con el presunto “enriquecimiento” ilícito.

La “venta” de candidaturas a cargos de elección popular y la opacidad en la administración de las prerrogativas que establece la legislación electoral, serían los puntos más importantes de la indagatoria.

Para los dirigentes  nacionales y del estado del PVEM no se justifica por sus ingresos como legislador local, posee una camioneta Mercedes Benz del año y la compañía permanente de escoltas o “guaruras” de empresas de seguridad.

En poco años, aseguran, Juan Carlos Natales se enriqueció sin tener ninguna actividad empresarial y cuestionan su capacidad económica y el origen para adquirir de “contado” un departamento de 12 millones de pesos en el exclusivo fraccionamiento residencial La Vista.

En el Partido Verde consideran que la trayectoria y el desprestigio del ex dirigente estatal afectan la imagen de ese partido político con el resto de agrupaciones políticas y con los gobiernos locales, porque se ha convertido en un elemento de confrontación.

Aseguran quienes están ligados a los órganos de gobierno interno de los verdes, existen evidencias y pruebas documentadas del mal manejo de los recursos financieros del partido y, todo indica, saldrá lumbre.

pablo.ruiz@milenio.com