Nada Personal

PT y los “Abarca” poblanos

Los partidos políticos y organismos electorales, así como las autoridades judiciales, no pueden pasar por alto los hechos delictivos que involucran a “políticos”.

Me refiero a la detención por el delito de secuestro de Justino Modesto Doroteo, ex candidato a presidente municipal de Santiago de Zautla, militante del Partido del Trabajo.

Si el PT de Alberto Anaya Gutiérrez por todos los medios se deslindó del alcalde preso de Iguala José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda, lo revelado en la entidad acorrala a este partido en una realidad en el país: la infiltración de la delincuencia en los partidos políticos.

La historia de Justino Doroteo, el “José Luis Abarca” poblano no tiene desperdicio, vamos, hasta con la esposa  de Justino, identificada como Leticia Pérez Morales es la  “María de los Ángeles Pineda”.

Fueron aprehendidos por el equipo antisecuestros (Dgadai) de la PGJE porque lideraban a una banda de secuestradores donde también está involucrado el hijo de ambos, José de Jesús Modesto Pérez.

El secuestrador militante del Partido del Trabajo, Justino Modesto Doroteo, fue candidato a la Presidencia Municipal de Santiago de Zautla, en 2013.

Imagínese si el petista hubiese ganado las elecciones municipales, la Presidencia Municipal habría sido convertida en la Cueva de Alí Babá con un alcalde de la banda de “Los Modestos”.  

Justino Modesto, el petista secuestrador, conocía el nivel económico del papá de la joven a la que secuestró en complicidad con otros delincuentes del Estado de México.

Modesto Doroteo incluso le había pedido al padre de la víctima del plagio le “financiara su campaña”, a lo que el comerciante  se negó.

Desde ese año, 2013, Modesto, el ex candidato del PT, planeó la venganza por rencor contra el comerciante que se negó a financiarle la campaña proselitista, desde entonces planeó el secuestro como parte de sus actividades delictivas.

Modesto, que no le hace honor al nombre, secuestró a la hija mayor de quien se negó a financiarlo, con la doble intención: obtener dinero y afectar a la familia que no invirtió en su campaña. ¿Cuántos Abarca hay en los municipios del estado?

pablo.ruiz@milenio.com