Nada Personal

PRI, sin interlocutor en el Congreso

Se agotó la interlocución del gobierno del estado con el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado.

Al diputado priista Víctor Manuel Giorgana Jiménez, representante del Poder Legislativo, ya no le toman las llamadas telefónicas en las oficinas de Casa Puebla y Casa Aguayo.

Esta ruptura de los puentes de comunicación ha complicado la interlocución Institucional del Congreso local con sus pares y dificulta la negociación entre los grupos parlamentarios.

A juzgar por las posiciones manifestadas por los diputados del PRI a propósito del debate de las reformas a la Ley del Transporte, era evidente que había dos posiciones encontradas: la de Pablo Fernández del Campo y la de José Chedraui Budib, el primero del “no” contra todo.

Empero fue Giorgana Jiménez quien finalmente orientó –en alianza con Fernández del Campo- el voto en contra del PRI y un sufragio del PVEM de la reforma para hacer de la enmienda legislativa un recurso para enderezar las deficiencias del sistema de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA).

Los legisladores coaligados de Puebla Unida con sus respectivas diputaciones fijaron como objetivo de la reforma a los usuarios y la modernización del Transporte, y así empujaron el acurdo.

La postura del PRI de Pablo Fernández del Campo y Víctor Manuel Giorgana Jiménez fue, desde un principio, la condena y la sentencia del presunto “fracaso” del sistema RUTA.

Hay preocupación en el PRI y entre los integrantes del grupo parlamentario porque la confrontación estéril sólo ha roto la interlocución y todo puente de comunicación.

Sin embargo existe sensatez entre los diputados tricolores porque prefieren ser institucionales y fue como votaron en contra la reforma a la Ley del Transporte, pero la postura estaba dividida cuatro a cuatro, pero el líder de la diputación la definió por la negativa.