Nada Personal

PIB de gobernador economista


Con todo y los pendientes del rezago social y la mayor ocupación de la mano de obra, la economía poblana transita en sentido contrario a la caída del crecimiento del país.
El reciente reporte del INEGI respecto al 6.8% de la aportación del PIB estatal en el 2012 debe ser orgullo de los poblanos para ir por más como una economía pujante.
Si en las mediciones estadísticas trimestrales las bajas en el crecimiento económico las consideran cercanas a la recesión, como ocurre con las grandes potencias, lo ocurrido con el desarrollo sostenido en Puebla, bien merece el reconocimiento como la economía más dinámica del país.
Para abonar a favor del optimismo, si así le va a la economía local frente al decrecimiento nacional,  ya podría hacer mejores cuentas para los próximos años con el inicio de actividades de la planta automotriz Audi en San José Chiapa.
Pero mejor todavía, Puebla estado con ese dinamismo sólo consolidará lo que tiene de piso para lograr un techo inimaginable con el prometedor impacto de las 16 reformas de Estado aprobadas, principalmente la energética y laboral.
Esa promesa del gobernador Rafael Moreno Valle para instalar un “gabinete económico” debería hacerse realidad. Es urgente.
Promisorio sería un gabinete económico con los secretarios del ramo, con un consejo donde muy bien pueden aportar los homólogos de las delegaciones federales, incluir a los “notables” o estudiosos en la materia, de las facultades de Economía de las universidades y a los verdaderos hombres de negocios.
Economista y financiero como lo es, el mandatario poblano le lleva un paso adelante al presidente Enrique Peña Nieto en el buen propósito–posterior a las reformas- de la productividad, crecimiento económico y generación de empleos, ruta en la que transitarán ambos.