Nada Personal

PAN, normalidad democrática

La competencia política por un cargo de elección popular o por la dirigencia partidista no tendría que tener sobresaltos si se trata de un acto de la normalidad democrática.

Así ocurre en el Partido Acción Nacional, el cual se ha reivindicado como un partido democrático en sus procesos de elección interna para seleccionar candidatos o dirigentes partidistas.

Acción Nacional inició un proceso de renovación de su dirigencia nacional y por primera vez lo hará mediante un proceso de voto secreto, universal y directo en las urnas el próximo 18 de mayo.

Si bien la asamblea nacional donde se aprobaron los cambios estatutarios no dejó satisfechos a todos, se trata de una contienda donde los militantes y liderazgos son mayorcitos de edad para entrar a una competencia como las que acostumbran los panistas.

Hay debate, pasión, coincidencias, diferencias, rupturas, defecciones y hasta purgas –pasó con Pablo Emilio Madero y otros ilustres panistas-, pero se trata de una contienda en la que no debería extrañar a nadie la mezcla de liderazgos.

Al final de la contienda, como ocurre en otros partidos políticos –sucede en el PRD, aunque no lo crean– los grupos y corrientes se reagrupan para darle fuerza a la institucionalidad partidista.

Rafael Moreno Valle, en su calidad de militante del PAN, sí que sabe de las purgas porque Mario Marín Torres lo echó del PRI.

Con los reporteros de la fuente de gobierno, el mandatario estatal fue contundente: "confió en que será (Gustavo) Madero el presidente (del CEN del PAN), y externo mi respeto absoluto hacia Ernesto Cordero y Juan Manuel Oliva; debemos entender que si militamos en el mismo partido político podemos tener discrepancias como sucede en toda democracia interna, y se debe privilegiar el respeto y la unidad, y en ese sentido estaremos apoyando a Gustavo Madero".

Será tan tersa pero tan competida la contienda interna en Acción Nacional que no fue necesaria una referencia explícita a Javier Lozano Alarcón y Fernando Manzanilla Prieto.