Nada Personal

Monopolio de la basura

La tendencia a fomentar los monopolios no tiene límite ni regulación, una mala práctica que daña el mercado libre de competencia.

Lo mismo ocurre en el sector de la construcción, donde están excluidas las empresas locales por las grandes firmas foráneas.

Esta tendencia de favorecer a los monopolios es de escándalo, y ocurre con la recolección y confinamiento de los desechos sólidos.

Puede cambiar el “establishment” en el estado, donde los que mandan ya son otros, los grupos emergentes del relevo generacional, pero las prácticas de tráfico de influencias, monopólicas y de corrupción, se acomodan a las nuevas circunstancias.

Así ocurre con la basura donde una sola empresa ha sido impulsada para mantener su reinado, a pesar del incumplimiento a la Norma Oficial Mexicana.
Sin importa el daño al medio ambiente, el monopolio de la captación y procesamiento de la basura goza de cabal salud.

Apoyado por las políticas oficiales, el “Rey de la Basura” en Puebla ha extendido su control a la zona metropolitana y ejerce cualquier tipo de presión para obtener los contratos de concesión en la recolección y captación de desechos.

Intocable en la capital del estado pese a los reiterados incumplimientos, en el municipio de San Pedro Cholula ejerció presión con la pretensión de mantener un negocio millonario en la recolección de basura.

La autoridad de este municipio metropolitano consideró que no era necesario mantener concesionado a un particular el servicio de limpia y la recolección de basura, con el objetivo de hacerlo rentable y autosuficiente con ahorro importante para el ayuntamiento.

La acción municipalista parecía correcta, conforme a las facultades del Artículo 117 Constitucional, sin embrago el municipio sampetrino se topó con una empresa con poderes monopólicos.

En represalia, por retirarles el millonario contrato de la recolección de basura, la compañía propietaria del confinamiento de basura le ha cerrado las puertas a la captación de desechos de ese municipio en el confinamiento de Huejotzingo, ejerciendo el poder que da el monopolio.