Nada Personal

Martínez Amador, palomeado y perfilado


Es complicada la política poblana para entenderla a cabalidad, pero tratándose de la clase política de Huauchinango, hay que... revisarla con calma.
Me queda claro que ha ocurrido una recomposición de los grupos y fuerzas políticas donde, por ejemplo, el llamado Huachipower es sólo una leyenda o referente histórico con la familia Jiménez, le sobrevive Giorgana.
El priismo en ese municipio ha sufrido una metamorfosis, herencia de la decadencia marinista cargando con el fracaso de Javier López Zavala en 2010, y cada quien ha tomado su rumbo, solos o en alianzas.
Hoy los grupos políticos predominantes en el escenario político de Huauchi estarían integrados por la familia Martínez Amador y Amador Leal, y por otro lado Enoé González Cabrera y Rogelio López Angulo.
En ese municipio, de acuerdo a las circunstancias y conveniencias, los priistas se agrupan en candidaturas a diputaciones como ocurrió con la federal al lado del policía Ardelio Vargas.
En los últimos años el factor morenovallista ha modificado las alianzas y correlación de fuerzas para que se "acomoden las calabazas en la carreta".
Acicateados por la recomposición de fuerzas políticas en el estado con la irrupción, primero de la coalición Compromiso por Puebla –en 2010– y posteriormente con Puebla Unida en las intermedias del 2013, el grupo de Martínez Amador ganó la partida.
El ascenso de la presencia del perredismo con Javier Álvaro Lorenzo a la alcaldía hizo posible tejer la red de acuerdos en Puebla Unida, reapareciendo la figura de Carlos Martínez Amador, expresidente municipal (2005-2008) exdiputado local del PRI (2008-2011).
diputado electo por el distrito 2 con cabecera en Huauchinango por Puebla Unida, Carlos Martínez Amador está más que perfilado y palomeado para convertirse en el coordinador del Grupo Parlamentario del PRD en el Congreso local, con él, Ignacio Mier Bañuelos, Socorro Quezada Tiempo, Julián Rendón Tapia, Sara Chilaca y René Huitrón.
Que nadie se sorprenda en el PRI por los realineamientos, lo ocurrido en Huauchi es el mejor reflejo de lo que ocurre en el resto del estado, es obra de la política.