Nada Personal

Mario Rincón, un político político

Mario Rincón González, el recién nombrado secretario de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordendamiento Territorial, no es ni será un secretario más del gabinete estatal.
Formado en la “institucionalidad”, es un político y servidor público disciplinado, pero con un capital político propio que se ha ganado a lo largo de su trayectoria.
Goza del aprecio del gobernador Rafael Moreno Valle y ambos saben de sus cualidades porque se forjó en la campaña electoral por la gubernatura en 2010; Rincón, un operador electoral y político nato.
Ganador de las elecciones en julio pasado en el Distrito 17 con cabecera en Amozoc, con la mayor votación respecto a rodos los contendientes en las elecciones constitucionales, 52 mil 267 votos de un padrón de 144 mil, lo ubicó en una posición donde podía aspirar y pedir.
Rincón González estuvo en la antesala del Congreso del Estado para competir por la presidencia de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, pero terminó por solicitar licencia para aceptar su designación como secretario de Desarrollo Social en el gobierno del estado.
Gobernado el estado por un economista se interpretaba el mensaje político de considerar la Secretaría de Desarrollo Social como una posición privilegiada para impulsar el futuro político del secretario.
Sucedió con Luis Donaldo Colosio en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, en el pasado; o en el presente con Federico Vargas Rodríguez en Desarrollo Social en el gobierno de Nuevo León, con Rodrigo Medina de la Cruz.
La Secretaría de Desarrollo Social era un traje a la medida al perfil político electoral de Mario Rincón González, alejado de la tecnocracia, con un trabajo intenso a ras de piso, peleando palmo a palmo casas, calles y secciones urbanos y rurales con sus homólogos de la Sedesol federal que realizan un intenso activismo en el estado.
Egresado de la Universidad de las Américas Puebla, Rincón González no se achica frente a los nuevos retos en la aplicación de políticas públicas en materia de desarrollo rural, sustentabilidad y protección ambiental.
Más político que técnico, el nuevo titular de la SDRSOT dará buenos resultados porque deja a salvo un capital político.