Nada Personal

“Mapacheo” telefónico

A Fer Crisanto y a la familia Crisanto Campos, un abrazo en este momento de dolor y tristeza.

Como lo que no está prohibido está permitido, durante los comicios del próximo domingo 7 de junio operadores electorales desatarán una “lluvia” de mensajes de textos a la telefonía celular de los votantes.

Violatorio a la veda electoral que prohíbe actos proselitistas o promocionales a favor de candidatos y partidos políticos en las elecciones federales legislativas, tan sólo una empresa privada enviará unos 16 millones de mensajes de texto a favor de candidatos.

Dos o tres mensajes de texto llegarán a los aparatos de telefonía móvil de los ciudadanos que  cuenten con un equipo.

Un partido político no identificado ha pagado ya 8 (ocho) millones de pesos para difundir los mensajes a favor de sus candidatos, dirigidos por distrito o sección electoral en el estado, para influir en el sentido del voto.

La empresa privada poseedora de los de millones de números telefónicos de celulares en el estado de Puebla ofrecen un “traje a la medida” para enviar mensajes de texto con un contrato mínimo de 200 mil pesos, direccionado a distritos electorales y secciones.

Con números emisores difíciles de rastrear, según ofrece una de las empresas de “mapacheo telefónico”, echarán a andar toda la maquinaria de la promoción en plena jornada electoral.

Con un costo de 50 centavos por mensaje, un partido político – no revelan cuál- ya contrató 16 millones de mensajes que se enviarán el próximo domingo 7 de junio, sólo para Puebla.

Este mismo sistema se aplicará en varias entidades donde ésta empresa tiene el control de los servidores que ha comercializado con empresas de telefonía celular, para distritos en específico.

Para evitar a las autoridades federales encargadas de las telecomunicaciones y al propio INE, estas empresas redireccionan los números desde donde se emiten los mensajes, para ser ubicados en Los Ángeles California, Chicago o Boston en Estados Unidos.

pablo.ruiz@milenio.com