Nada Personal

Mando Único, ¿sin el PAN?

El secretario de Seguridad Pública Jesús Rodríguez Almeida no sólo está a favor del Mando Único de las policías preventivas del estado y los 217 municipios, es el principal promotor desde su arribo al cargo en el gobierno del estado.

A raíz de los hechos de violencia en el municipio de Ajalpan, que se suma a las seis muertes por linchamiento y 37 casos de rescatados de morir por las turbas, el propio titular del Ejecutivo estatal Rafael Moreno Valle se ha pronunciado por la urgencia del "mando único" policial.

Más reactivos que propositivos para legislar en la materia, los diputados de la Junta de Gobierno del Congreso local han limitado la urgencia del mando unificado con un exhorto a los 217 ayuntamientos de los municipios.

Tratándose de un gobierno estatal de extracción panista, con el control de los más importantes ayuntamientos y con mayoría en la Legislatura, los principales opositores al "mando único" son los propios panistas, empezando por el dirigente nacional Ricardo Anaya Cortés.

"Nos defenderemos como gatos bocarriba", advertían en febrero pasado los senadores y alcaldes del PAN al rechazar la reforma constitucional propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto en materia del mando único policiaco.

La revuelta fue liderada por el senador Roberto Gil, entonces presidente de la Comisión de Justicia y el legislador por Coahuila, Luis Fernando Salazar.

Los alcaldes panistas, que gobiernan a 23 millones de habitantes en 454 municipios, alertaron que la propuesta presidencial es un riesgo para el federalismo; implica la intervención del municipio por injerencia del narcotráfico y definición de facultades por niveles de gobierno, advertían.

Versiones periodísticas de esa fecha le atribuyeron a Renán Barrera, presidente municipal de Mérida, Yucatán, el argumento del rechazo: "le quita la función de policía de proximidad y fuerza pública al municipio. Este nuevo sistema de intervención pasa por alto al Congreso estatal".

pablo.ruiz@milenio.com