Nada Personal

Jorge Estefan Chidiac… por dignidad

Si Manlio Fabio Beltrones Rivera renunció al PRI por perder 7 contra 6 el pasado 5 de junio, el colombiano Juan Carlos Osorio, entrenador del seleccionado nacional, debería hacer lo propio por la derrota de 7 a 0 frente a Chile.

Pero quien debería renunciar por dignidad – si la conoce- es Jorge Estefan Chidiac como presidente del CDE del PRI, por la "blanquiza" en las pasadas elecciones a gobernador.

"Don Beltrone" es un político experimentado y sabe de los códigos no escritos de la familia "revolucionaria" frente a la adversidad en las urnas.

Chihuahua, Tamaulipas, Durango, Aguascalientes, Puebla, Veracruz y Quintana Roo, son siete razones para abandonar la dirigencia nacional priista y sus aspiraciones presidenciales para el 2018.

El político sonorense es un hombre congruente al advertir que "el PRI debe salir de este proceso electoral con la claridad de que lo importante es defender un proyecto de modernización y de futuro".

"Que una nueva dirección encabece las transformaciones que nuestro partido requiere y le urge".

En la entidad el diputado federal Jorge Estefan Chidiac tiene en los casi 12 puntos porcentuales de desventaja en la derrota de la señora de las casas blancas las razones más que suficientes para abandonar la dirigencia estatal.

Beltrones Rivera sí conoce la dignidad política, a diferencia del legislador federal que solo ha visto al PRI como un negocio particular más.

Chidiac debería dejar que el priismo poblano se reorganice con la inercia del relevo de Fabio Beltrones y se desista de auto promoverse con apoyo de la cúpula interesada del cenecismo al servicio de Mario Marín Torres.

Jorge Estefan Chidiac y la señora Blanca Alcalá le harían bien al PRI si se concentran en sus labores legislativas en la ciudad de México, si realmente aspiran que lo poco que queda del otrora partido de gobierno se reagrupe.

pablo.ruiz@milenio.com