Nada Personal

Issstep, viable y dignificado

En el pasado quedó el Issstep de los negocios turbios y fraudulentos del marinista Alfredo Arango, porque junto con él se fue el olor a estiércol del sótano donde algún incompetente instaló Urgencias, en la Torre de Especialidades.

Si, la misma torre médica de especialidades que sirvió para que Arango García y Mario Marín desviaran miles de millones de pesos del fondo de jubilaciones y pensiones para edificar un hospital de especialidades a precio inflado para el hurto del dinero público.

Por algo el Congreso del Estado le impuso al ex secretario de Salud y ex director del Issstep, Alfredo Arango, una multa de 19 mil millones de pesos, además de la merecida inhabilitación para que no vuelva a causarle un daño al patrimonio público.

El hospital mismo de Issstep que vetusto e inoperante ha quedado en el baúl de malos recuerdos para que no se vuelvan a cometer abusos en perjuicio de los derechohabientes.

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado de Puebla (Issstep), como institución de seguridad social y de servicios médicos, hoy está renovado, modernizado con el mejor equipamiento y tecnología.

En el aspecto social, el Issstep, con más de cien mil derechohabientes (entre servidores púbicos al servicio de los poderes del estado, maestros y policías) tiene finanzas sanas con un presupuesto anual de tres mil millones de pesos, con abatimiento al rezago en jubilaciones (de tres mil a más de 7 mil) y con un estudio actuarial del fondo de pensiones y jubilaciones con mayor alcance.

Rehenes de la rumorología por la pugna entre grupos de interés entre algunos trabajadores del Issstep, la modernización de los servicios hospitalarios los hace más competitivos no solo de la medicina pública sino del mercado de los servicios de salud privados.

Los trabajos de rehabilitación total de los quirófanos, de terapia intermedia e intensiva y reubicación de los servicios de urgencias de la Torre de Especialidades 5 de Mayo y la remodelación del hospital del Issstep, dignifican el servicio para los servidores públicos.

Con resultandos tangibles por el rediseño financiero del Instituto y la viabilidad de sus servicios echa abajo los rumores perversos de la "privatización" de los servicios médicos, como lo divulgaron grupúsculos del marinismo acostumbrados a las prebendas y a la corrupción.

pablo.ruiz@milenio.com