Nada Personal

Ignorancia y complicidad en robo a ductos de Pemex

La delegada de Gobernación federal en el estado, Ana Isabel Allende Cano, se acaba de enterar, y por ello es una novedad para la funcionaria, que las bandas de delincuentes dedicados al robo de combustible a Pemex utilizan a niños como "halcones".

Con una delegada federal desinformada, es entendible la gravedad en la omisión de la federación en el combate a las bandas criminales dedicadas a la extracción ilegal en las tomas clandestinas.

Qué significado tendrá para la ex dirigente estatal del PRI el fenómeno de los "huachicoleros", quizá ninguno porque desconoce por omisión o comisión el grave problema del robo de hidrocarburos.

La delegación de Gobernación se supone es el enlace y la coordinación con el resto de delegaciones federales como la PGR, Policía Federal, Sedena y Pemex, por mencionar a las más importantes relacionadas con las tomas clandestinas, pero queda claro que no existe tal.

Allende Cano se refirió el grave problema limitándose a anunciar que "iniciará un trabajo de prevención para que la sociedad conozca los riesgos de involucrarse con estos grupos criminales".

El "temerario" anuncio de la delegada de Gobernación seguro puso a temblar de miedo a los delincuentes.

Allende Cano no solo ignora, sino es que encubre, los señalamientos que involucra al priista Alejandro Armenta Mier en el municipio de Acatzingo de impedir los operativos policiales contra las bandas delictivas.

La omisión, que no ignorancia, o las dos cosas juntas en la delegada de Gobernación, solo confirma que hay una sospecha de complicidad en el jugoso negocio de robos a la petrolera.

Como muestra un botón: aunque se detectan tomas clandestinas por parte de autoridades estatales o municipales, y se da aviso inmediato a Pemex, la paraestatal por lo regular no tapa las tomas ilegales, favoreciendo se siga extrayendo combustible. Muy sospechosa la omisión.

En los casos en que sí llegan a tapar los ductos, tardan días en llegar al punto para emprender acciones correctivas a la red.

Este negligencia del personal de Petróleos Mexicanos dificulta el combate a la ordeña de ductos, a pesar de esfuerzos de las policías preventiva del estado y municipales. ¿De qué lado están?

pablo.ruiz@milenio.com