Nada Personal

Gobernabilidad y distensión política

En este mes de su cumpleaños, al oaxaqueño Diódoro Carrasco Altamirano le adelantaron el regalo: fue designado secretario General de Gobierno del estado.

Con este nombramiento se mueve una de las "fichas" más importantes para el proceso de transición política en el estado, con un perfil más que conocido por sus ex correligionarios.

El ex secretario de Gobernación federal en el sexenio del priista Ernesto Zedillo ha enviado un mensaje en la toma de protesta, haciendo honor al cargo como responsable de la política interna del estado: preservar la "gobernabilidad democrática".

Carrasco Altamirano es de esos secretarios de gabinete que saben hacer política y de inmediato envío el mensaje a destinatarios de la clase política local al tender puentes de "consenso" e "interlocución" en esta coyuntura político electoral.

"Fortalecer la gobernabilidad democrática sustentada en la división de Poderes y el orden jurídico poblano, buscando de manera permanente la construcción de acuerdos y consensos con los distintos actores sociales y políticos", ofreció el ex gobernador de Oaxaca.

Se trata de un político experimentado que conoce las entrañas de la clase política y el sistema de partidos políticos, pero también cuenta con experiencia para atender los asuntos de política interna.

Pero el perfil del nuevo titular de la SGG no se circunscribirá únicamente a los temas de política interior del estado, la coyuntura y su experiencia lo colocará en los temas nacionales donde la entidad tiene un mayor protagonismo.

Sin demérito de quienes lo han antecedido en la Secretaría General de Gobierno del estado, además del perfil negociador, Diódoro Carrasco es un "político político" que contribuirá enormemente en la "distención política" en el estado.

pablo.ruiz@milenio.com