Nada Personal

Giorgana no podría ser canciller

Lo suyo, lo suyo, lo suyo...no son precisamente los temas internacionales y le está quedando mal a su partido como presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores en la Cámara Baja.

Se refieren así al legislador federal poblano Víctor Manuel Giorgana Jiménez que tiene dificultades para "brillar" en las grandes ligas en la política exterior mexicana, en un tema tan urgente como recurrente relacionado al magante electo como presidente de Estados Unidos

No es lo mismo lanzar pirotecnia en el "rancho" en la Legislatura local donde ocupó la presidencia de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado, que ocupar un cargo relevante a la Cámara de Diputados en San Lázaro, donde ha demostrado la poca o nula influencia entre los parlamentarios.

Resulta que el oriundo de Huauchinango nomás no logró convocar a expertos, académicos, ni a sus colegas legisladores para realizar el foro que se tenía programado el pasado jueves en la sede legislativa.

Correligionarios de Giorgana Jiménez le cuestionan la poca capacidad para organizar y abordar el fenómeno relacionado con Donald Trump por las repercusiones que traerá para México su juramento como presidente de Estados Unidos.

Para el diputado federal priista fue un asunto menor no realzar el foro donde se abordarían temas de política exterior y se analizarían las implicaciones que tendrán las decisiones que pretende llevar a cabo Trump desde la Casa Blanca.

A Giorgana no le alcanzó el ser presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores en la Cámara Baja para ser tomado en cuenta.

Durante los dos años que lleva presidiendo la Comisión ha demostrado poco conocimiento en política exterior y en los temas internacionales que tienen fuertes implicaciones para los mexicanos.

Aunque fue despreciado de manera evidente se conforma con realizar su foro hasta febrero. ¿Ya para qué? En esas fechas Trump ya tendrá la primera magistratura del país del norte y seguro con fuertes consecuencias para México.

Fuerzas Políticas con menos poder como Movimiento Ciudadano (MC) se le adelantaron con más de dos meses al congresista tricolor al realizar debates sobre el mismo tema.

Ser legislador del PRI no es sinónimo de fuerza y de poder de convocatoria, Giorgana Jiménez es un claro ejemplo.

pablo.ruiz@milenio.com